3 errores que cometes y empeoran tu visión.

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”1px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

Por lo general, cuando no conocemos la visión natural y deseamos ver algo con nitidez, realizamos algunas acciones con la que pretendemos ayudar a nuestros ojos. Pero que al contrario   terminan perjudicandolos

 

Y es que nadie nos ha explicado cómo ver de forma correcta para que nuestros ojos mantengan su salud y funcionen adecuadamente. Y sin intención, cometemos una serie de errores que deterioran nuestra visión. Por eso te traigo estos errores para que no los cometas.

 

3 errores comunes 

 

Entre los errores que comúnmente cometen las personas, he seleccionado 3 que se presentan con mayor frecuencia y que están muy relacionados con los problemas visuales:

 

1. Esforzarte para ver bien, apretando tus ojos, generando tensión y provocando deformación del globo ocular.

2. Pasar poco tiempo en exteriores, por lo tanto nuestros ojos no reciben la luz que necesita y tampoco tiene la posibilidad de variar a enfoques lejano, entre otras cosas.

3. Bloquear tu periferia: porque queremos ver objetos cercanos y nítidos, estimulamos solo la visión central.

 

¿Por que empeoran tu visión?

 

Todos estos errores empeoran nuestra visión, porque son contrarios a las necesidades y condiciones que requieren nuestros ojos para funcionar adecuadamente. Y así, al restringir los movimientos de los músculos oculares ya sea por estados emocionales, tensión voluntaria o exceso en el enfoque cercano; al no suministrarle lo que requiere, movimiento, variedad, luz solar o al no estimular todas sus funciones, provocamos sin saberlo que nuestros ojos funcionan de forma inadecuada, causando alteraciones en su forma y función.

 

De estos errores te hablo con más detalles en el siguiente vídeo que he preparado, así que acompáñame para que estés consciente de ellos y aprendas además, como revertir estos procesos

 

¡Nos vemos dentro!

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Preguntas y Respuestas | ¿Hay ejercicios para ASTIGMATISMO?

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”1px|0px|54px|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”27px|0px|0|0px|false|false” _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

Cuando inicias el proceso hacia la mejora visual, aparecen ciertas dudas en tu mente, que de no ser respondidas pueden desmotivarte. También durante este camino, te llegan otras. sobre cómo estás ejercitando y que es necesario aclarar para corregir a tiempo y puedas avanzar más rápido.

 

 Difícil selección de las preguntas

 

 Primeramente, doy gracias a todos por su participación en el cuestionario y la avalancha de preguntas que me hicieron llegar. Algunas muy interesantes y que dan para un vídeo por si solas. 

 

 Sin embargo hoy vamos a responder algunas que fueron las que más se repitieron, que se que han estado pendiente por mucho tiempo y otras que por sus características requieren rápida aclaratoria.

 

 ¿A cuales doy respuesta? Atento los de Astigmatismo

 

 He hecho una lista de las interrogantes más frecuentes las cuales respondo en el vídeo:

 

 1.¿Las mejoras son duraderas?

 

 2.¿Se puede retroceder de nuevo si no practicas?

 

3.¿Por qué no noto mejoras?

 

4.¿Puedo mejorar el astigmatismo?

 

5.¿Qué hago para mejorar si no tengo tiempo?

 

6.¿Se pueden mejorar las cataratas?

 

7.¿Se puede practicar sin quitarse las gafas?

 

8.¿Cómo usar el optotipo para registrar los avances?

 

9.¿Cuánto tiempo debo practicar al día?

Se que aún quedan muchas sin responder. Esta atento que preparare nuevos vídeo para ir aclarando todas sus dudas.

 ¡Nos vemos en el vídeo para ver las respuestas! .

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

MÉTODO BATES funciona. Historias de la clínica: Miopía

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false” _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

 

Si tienes miopía de seguro te habrás preguntado si realmente el Método Bates funciona para ti.

 

Para responderte he traído 2 historias de éxito de personas con miopía, contadas por la propia Emily Bates en su libro “Historias de la clínica”, donde recoge datos sobre los pacientes tratados junto al Dr. Williams Bates en la Clínica de Harlem.

 

El método Bates funciona.

 

En estas historias se ponen de manifiesto los principios que siempre recalco y que fueron señalados en esa época por el propio Dr. Bates. Ellos son la necesidad de parpadear con frecuencia, la dificultad que representa el uso de gafas en la recuperación visual, como afecta el estrés y los beneficios de los ejercicios del método Bates: como son el palming, oscilaciones entre otros.

 

Claro está, eran otros tiempos con demandas distintas y al vivir una vida con mayor exposición a la luz, espacios más amplios y sin pantallas, la recuperación era mucho más rápida.

 

Lo que nos enseñan estas historias sobre la miopía

 

Lo realmente importante de estas historias, es saber que es posible recuperar la salud visual, si sigues las técnicas apropiadas y prácticas de forma constante, consciente y desde la relajación.

 

Te invito a ver el vídeo, es casi un viaje en el tiempo a través de las palabras de Emily.

 

¡Te espero dentro!

 

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

5 Ejercicios para relajar tus ojos después de usar las pantallas

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”54px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”0|0px|27px|0px|false|false”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

En esta época es innegable la gran necesidad que tenemos del uso de las pantallas, ya sea para trabajar, comunicarnos con familiares y amigos, estudiar o divertirnos.

 

Pero es en estos momentos,  cuando las restricciones sociales nos mantienen confinados en nuestro hogares, en que  su uso se hace mayor por ser el medio casi exclusivo para mantenernos informados y comunicados con el resto de las personas.

 

Las pantallas ¿amigas? o ¿enemigas?

 

Es por ello que hoy en día, las pantallas se han convertido en grandes aliadas para sobrellevar nuestro encierro y nuestra necesidad de información. Sin embargo, también es cierto, que debido a la excesiva exposición a ellas, empezamos a sentir los efectos adversos, manifestándose en tensiones, irritación, dolor, enrojecimiento y cansancio visual.

 

Rutina para relajación visual

 

Para combatir  estas molestias,  hoy te traigo una rutina que te ayudará a reducir la tensión ocular debido al uso excesivo de pantallas, y que consiste en 5 ejercicios que te enumero a continuación:

1. Respiraciones conscientes, que relajaran tu cuerpo y mente además de incrementar la oxigenación. 

2. Relajación del cuello, por movimientos rotatorios de la cabeza en ambos sentidos. Este ejercicio es necesario debido a que cuando trabajamos con ordenadores, nuestro cuello se tensiona por la posición que asumimos. A mayor tensión en el cuello, también tendremos mayor tensión ocular y menor irrigación sanguínea a nuestros ojos.

3. Balanceo óptico, moviendo la cabeza de lado a lado y manteniendo la mirada enfocada en un objeto fijo. Nos ayuda a activar periferia, ya que durante el trabajo con las pantallas, tendemos utilizar solo la visión central.

4. Masajes oculares a través de  una serie de movimientos y presiones en puntos claves de tus ojos, que te ayudarán a soltar la tensión y lograr la relajación visual que necesitas.

5. Culminar con un Palming de 5 minutos que te ayude a hidratar y  relajar tus ojos, cuerpo y mente.

 

Esta rutina es útil cuando trabajes mucho con pantallas o simplemente cuando notes cansancio o tensión ocular y lo puedes complementar humedeciendo tus párpados con agua fresca o usando compresas de agua helada.

 

En el vídeo, te explico paso a paso toda la rutina al igual que el tiempo recomendado para cada uno de los 5 ejercicios que te ayudarán a relajar tus ojos después de trabajar con las pantallas.

 

¡Te espero en el vídeo!

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

¿Quieras ver mejor? Incorpora este hábito

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false” _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

Tienes dificultad para leer las letras pequeñas de los medicamento o los precios de los productos.

 

Hoy te traigo una recomendación efectiva y sencilla de aplicar, se trata de la incorporación de un hábito simple, práctico y con el  cual estarás ejercitando la visión natural.

 

La efectividad de este hábito está relacionada con la forma en que funcionan nuestros ojos y en especial de dos tipos de células que existe dentro de ellos, llamadas conos y bastones. Ya que  ambas trabajan de forma diferente y requieren distintas condiciones.

 

Los bastones y la nocturnidad

 

Los bastones están ubicados en la periferia de nuestra retina, ellos son sensibles al movimiento, son los responsables de nuestra visión periférica y de nuestra visión nocturna. Su limitación es que con ellos la visión es acromática y no nos permite ver detalles.

 

Ellos se activan en la oscuridad y  es por eso que cuando falta luz se nos hace más difícil leer, ya que estas células son las que están trabajando y esa no es su función.

 

Los conos y los detalles

 

Los conos están ubicados  en la fóvea que es un punto específico de la mácula, los cuales se activan con la luz intensa, son los responsables  de la percepción de colores y detalles. De aquí que para leer necesitamos iluminación.

 

Hábito simple y efectivo

 

Así que la próxima vez que quieras leer las indicaciones de un medicamento, las instrucciones de un producto o los detalles de un objeto pequeño, y se te haga difícil, en vez de apretar tus ojos intentando enfocar, asegúrate de contar con  la iluminación adecuada, si es natural mejor. Haz que la luz incida sobre lo que quieres detallar, sin que le des sombra y no solo notaras que ves mejor sino  que tus ojos trabajarán de forma más adecuada.

 

Te dejo más información sobre este hábito y su efectividad en el vídeo.

 

¡Te espero!

 

Marina

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

¿Es útil el método Bates en los niños? ¡SI, y además es divertido!

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”2px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

Cada día mas personas se interesan en el Método Bates, ya muchos están disfrutando los beneficios de practicar la visión natural, es por ello que es lógico que si tienen hijos se interesen en los posibles beneficio de esta práctica en la salud visual de sus pequeños.

 

Y si eres de los que preguntas si ¿Los niños pueden mejorar su visión de manera natural? me alegra decirte que la respuesta es e incluso más rápido que los adultos, siempre y cuando sea divertido.

 

Razones por las cuales mejoran más rápido

 

Se ha observado que los niños que practican la visión natural tienden a mejorar mucho más rápido que los adultos debido principalmente a lo siguiente:

1. Tienen menor tiempo con el problema visual.

2. No llevan las gafas tantas horas al día.

3. No les cuesta quitarse las gafas para ejercitar.

4. Les gustan las actividades divertidas.

 

Claves para lograr la adecuada motivación en el niño

 

Sin embargo para que el niño se ejercite de manera constante debe estar motivado, por lo cual debes prestar atención a los siguientes aspectos:

1. No relacionar la actividad al problema visual, es solo un juego más.

2. Que las actividades sean realmente divertidas.

3. Contar con la orientación de un buen libro y/o de un educador visual.

4. Que los padres estén involucrados, confíen en el método y en el educador visual.

 

Si estás interesado en este tema, te presento un libro que te sera muy útil. Se llama Mira bien de Saúl Tejerina, presenta 18 ejercicios ilustrados  con explicaciones sencillas  basadas en el Método Bates e información de Aldous Huxley y presentadas en forma de actividades lúdicas que resultan divertidas a los niños.

 

Es ideal para padres que deseen ayudar a sus hijos a recuperar su salud visual o para niños mayores de 10 años que estén motivados a mejorar su visión.

 

Te invito a que entres al vídeo para obtener más detalles sobre este interesante tema y puedas ayudar a los pequeños de la familia.

 

¡Te espero dentro!

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Potencia tu mejora visual haciendo esto

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”54px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

Muchos de los que se inician en el método de visión natural preguntan ¿Cuáles son los pasos que deben seguir para lograr resultados? Han visto los ejercicios pero no saben en qué orden realizarlos o están abrumados por la gran cantidad de ellos. Por otro lado, hay un grupo de personas que llevan un tiempo practicando pero se sienten estancados o encuentran que su mejoría visual no es estable.

 

Hoy vengo a hablarte de cómo trabajar para llegar a un nivel superior al que hoy te encuentras.

 

3 fases para alcanzar tu salud visual.

 

Ya has visto que existen una gran cantidad de ejercicios, sin embargo no necesitas hacerlos todo de una vez. Lo más adecuado es ir avanzando de nivel en nivel e ir acostumbrando a tu cuerpo, mente y visión a trabajar de manera adecuada. Aquí te digo como:

 

Fase 1: Relajación e integración de nuevos hábitos.  Te familiarizaras con los ejercicios practicando palming, visualizaciones, respiraciones, relajaciones, parpadeos, estiramientos y movimientos oculares.

 

Fase 2: Coordinación. Después de familiarizarte con los ejercicios, el siguiente paso es buscar el equilibrio entre los dos ojos para que ambos tengan la misma agudeza visual y trabajen de forma paralela. Para lograr esto se trabaja con ejercicios de convergencia, centralización usando el parche de forma alterna y sin el parche.

 

Fase 3: Trabajo con optotipo y texto. En esta fase buscamos dos objetivos, perderle el miedo al optotipo al considerarlo una herramienta más de la visión natural y por otro lado, trabajar nuestra visión con algo fundamental en nuestra vida diaria como es el leer. Así que para ello usaremos principalmente optotipos para trabajar visión de lejos y textos impresos para trabajar visión de cerca, parpadeando, después de un sanning, durante el balanceo, es decir combinar la lectura con los ejercicios previamente aprendidos.

 

Lo que por ningún motivo  debes olvidar 

 

Recuerda siempre llevar un registro de tus resultados, es la única forma de comprobar que mejoras. De igual forma debes entender que tendrás resultados  inmediatos pero mantenerlos y lograr tu visión al 100% demorara y por ello es necesario ser constante hasta que la visión natural sea tu forma habitual de mirar.

 

Para más detalles entra al vídeo y descubre todo lo que tienes que hacer para llegar a tu próximo nivel de salud visual.

 

¡Te espero!

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Fomentar el interés para ver mejor

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”3px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

  Hace pocos días  consultaba sobre ¿Dónde creen que inicia la Visión? ¿En la mente? o  ¿En el interés?,el 67% respondió que en la mente.

 

De cierta manera es así, siempre te digo que el 90% de la visión ocurre en el cerebro y solo el 10% en los ojos, pero con esta pregunta queria hacer énfasis en el inicio de todo el proceso visual. Es por ello que te digo que para ver bien hay que tener interés en lo que tenemos frente a nosotros.

 

¿Por qué el interés es importante?

 

Una sencilla razón explica esto, no concentramos nuestro proceso visual en nada que no nos interese. Las cosas pueden estar frente a ti, pero si no captan tu atención o interés no las notarás. Al tener curiosidad, estarás  conectado al presente y con ello verás con curiosidad y de forma relajada, que es la forma adecuada de hacerlo.

 

De igual forma, mucho de los problemas visuales surgen en el momento en que aparece una situación que no sabemos enfrentar y de alguna manera queremos dejar de verla. Instalándose en nosotros el miedo y el síntoma visual.

 

Cambiar el miedo por curiosidad.

 

Es por ello, que una estrategia para la recuperación de la salud visual, es trabajar en la sustitución de miedos por  interés. Para ello te traigo 4 claves para fomentarlo:

1. Busca cosas atractivas que mirar: elementos de la naturaleza, fotografías, obras de arte, imágenes 3D.

2. Mira los detalles con atención, su color, forma, ángulos.

3. Muévete de un lado al otro, buscando objetos que te gusten o mirando un objeto desde diferentes puntos.

4. No olvides parpadear, respirar y mirar sin tensión.

 

Con ello estarás ayudando a tus ojos a mirar mejor.

 

Te invito ir al vídeo y ampliar la información sobre cómo fomentar el interés, como una herramienta más, para recuperar tu salud visual.

 

¡Te espero dentro!

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

5 Errores que cometes al hacer Palming.

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”54px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false” _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

 

 

 

Una de las técnicas recurrentes del  Método Bates es el palming o palmeo. Con ella buscamos la relajación de los ojos y mejorar la visión.

 Pero ¿Qué es el palming?

 

 El palming es una  poderosa técnica que viene del yoga y consiste en cubrirnos los ojos con nuestras manos,  con ello obtenemos múltiples beneficios como son relajación, lubricación y ejercitación muscular. 

 

 Pero a  pesar de ser un ejercicio  sencillo de realizar, es probable que si no tienes la orientación adecuada, cometas errores y en vez de relajación te produzca más  tensión y por tanto no obtendrás los resultados esperados. Es por eso que hoy vengo a hablarte de lo que no debes hacer al realizar palming.

 

 ¿Porque tu palming no es perfecto?

 

 Tu palming no tendrá la efectividad que queremos si cometes alguno de lo  errores que comúnmente observó en los que se inician en la visión natural y que son:

 

 1.-Postura inadecuada. Ya sea que lo hagas sentado, acostado o de pie, debes asegurar estar en una posición  que puedas mantener por varios minutos sin provocar tensión en ningún músculos. Para ello busca el apoyo adecuado para tus brazos y asegúrate de tener cuello y espalda rectos.

 

 2.- Mala posición de las manos. Debes asegurarte de tapar tus ojos adecuadamente y dejar libre tu nariz para una buena respiración. También asegúrate de que tus manos están relajadas

 

 3.-No lo haces el tiempo necesario. Recuerda que la finalidad es relajar, por tanto lo recomendado es que mínimo sea de 5-6 minutos, ideal 15 y para máxima relajación 30 minutos, si cuentas con el tiempo necesario.

 

 4.-Lo haces bajo tensión. Cuando realices el palming ve chequeando que  tu frente, ojos, mandíbula, boca se encuentren relajados y que estés respirando de forma fluida y profunda.

 

5.-No estas presente. Deja de pensar en otras cosas, disfruta este momento y mantén tu atención en la respiración. Así realmente relajaras cuerpo y mente.

 

 Ve al vídeo para ampliar esta información y ver las explicaciones sobre las posiciones adecuadas e incorrectas, así podrás prestar atención para no caer en ello y disfrutar de todos los beneficios  que puede aportar el palming a tu salud visual y a tu vida.

 

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

3 Hábitos que cambiaron mi vida y afectan mi visión.

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”54px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”0|0px|27px|0px|false|false” _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]Empezó el 2020, un año lleno de  muchas posibilidades. Una de las primeras cosas que hago al iniciar un nuevo año es reflexionar sobre lo obtenido en el que ha  finalizado.

Haciendo este ejercicio me di cuenta de 3 aprendizajes que han cambiado mi vida y al implementarlos me han ayudado a mejorar mi salud física y mental. Por ello quiero compartirlos contigo.

3 cosas sencillas  que al implementarlas mejoraran tu vida.

1. Cuidar tu respiración en todo momento, incluso al dormir. Respirar por la boca crea desequilibrio en el cuerpo. Si eres de los que respira por la boca, ve al video para que sepas lo que yo hago. 

2. Entender que si lo crees, lo creas. Parece un juego de palabras pero este tema ya lo hemos tocado, y es que está comprobado que la mente es muy poderosa. Para usarla apropiadamente hay que deslastrarse de creencias limitantes y dirigir tus pensamientos hacia lo que quieres lograr.

3. No juzgar. Entender que a este mundo vinimos a ser felices así que dejar las críticas para quienes no lo han entendido. No malgastes energía en ello ni te preocupes por opiniones ajenas. 

Relación con la visión

A simple vista no parecen conectados al tema visual pero déjame decirte que todos están  relacionados.

 En primer lugar una buena respiración significa una mejor nutrición a todos los órganos incluyendo nuestros ojos. Eliminar las creencias limitantes nos facilita el tránsito desde nuestra situación actual hacia una salud visual. Creer en lo que hacemos y lo que alcanzaremos, nos permitirá crear una nueva forma de ver y una mayor salud visual.

Por último al evitar los juicios, entendiendo que todos tenemos diferentes puntos de vistas y que no tenemos porque pensar igual, ahorraremos una cantidad importante de energía que usaremos para nuestro trabajo visual.

Sencillas pero efectivas.

Así que ves, no son cosas tan complicadas y en el video te explico las herramientas que utilicé para lograr cada una de ellas, pero al implementarlas he ganado salud, paz mental y mejores relaciones.

Así que ¿Te animas a aplicarlas?[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]