La luz azul. Cómo protegernos de ella

Mucho se habla de los daños causados por la luz azul, sobretodo en los momentos actuales en que nuestra sociedad, debe protegerse en sus hogares. Aumentando por lo tanto la exposición a pantallas por trabajo, estudio, comunicación y entretenimiento.

¿Pero qué es la Luz azul?

La luz azul constituye un tercio de la luz blanca y no solo está en la luz que emiten las pantallas sino que está en la luz solar. Es la responsable de que el cielo se vea azul.

La luz solar contiene muchos tonos de luz: rojo, naranja, amarillo, verde y azul, así como variaciones de cada uno de estos colores dependiendo de la energía y longitud de onda de los rayos individuales (llamada también radiación electromagnética). Combinados, este espectro de rayos de luz de colores crea lo que llamamos la “luz blanca” o la luz solar.

Los rayos de luz azul pertenecen al espectro de luz visible con las longitudes de onda más corta (380 a 500 nm) y también se les denomina luz violeta.

Necesitamos protegernos

No toda la luz azul es dañina, ya que investigaciones han demostrado que la exposición a la luz azul es esencial para una buena salud, ya que aumenta la agudeza mental, ayuda a la memoria y la función cognitiva.También eleva el estado de ánimo y está relacionada con la regulación de ciclo circadiano. Por ello la recomendación de tomar sol.

Sin embargo, la alta exposición a las pantallas, nos expone a excesiva dosis de ellas lo que está relacionado con la fatiga ocular y a algunos problemas visuales como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE)

Por ello es imprescindible que tomes en consideración el tiempo que usas las pantallas para ver si en tu caso es necesario optar por protectores contra la luz azul.

Para ampliar más este tema, te invito a ver el vídeo que he preparado y donde te señalo una excelente opción para la protección contra la luz azul.

¡Nos  vemos en el vídeo!

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

4 comentarios en “La luz azul. Cómo protegernos de ella”

Deja un comentario