El palming perfecto. 3 pasos para lograrlo

Vivir en modernidad, nos lleva a prácticas cada día más alejadas de nuestra fisiología. El uso excesivo de pantallas y el estrés afectan nuestra visión.

Para contrarrestar sus efectos, tenemos una herramienta sencilla y efectiva, que puedes aplicar cuando y cuanto quieras. Me refiero al Palming o Palmeo.

El palming, un aliado de nuestros ojos.

El palming es un ejercicio visual basado en los principios del yoga, y que el Dr. Bates propuso en su método para ayudar a eliminar la excesiva y constante tensión provocada por los hábitos incorrectos. Entendiendo que ojos y mente actúan en conjunto en el proceso visual.

Con esta técnica, detenemos casi totalmente la actividad de la mayoría de los procesos visuales, tanto los musculares encargados de la acomodación y convergencia, como los de la retina y sus células receptoras.

De esta forma, en muy corto tiempo, logramos relajar nuestro sistema visual. Y con ello, descansan nuestros ojos, aliviamos tensiones oculares, favorecemos  la lubricación y mejorar nuestra visión. Adicionalmente, es una excelente forma de relajarnos mentalmente porque en realidad se trata de una meditación consciente.

El palming perfecto

Para obtener un palming perfecto, debes estar atenta/o a estos 3 pasos

1.Posturas de tus manos: colocándoles en forma de cuenco, cubrir tus ojos con las ellas, sin tocar el globo ocular y sin presionar en exceso el rostro. La idea es proporcionar oscuridad y leve calor a los ojos.

2.Realizar una postura cómoda, para lo cual puedes ayudarte con cojines, cinturones entre otros objetos, según la posición que escojas.

3.Consciente de la respiración, la cual debe ser realizada por la nariz y de tipo abdominal.

Calmando la mente

El tiempo ideal para un palming es de mínimo 6 minutos, aumentando sus beneficios si logramos llevarlo a 15 o 30 minutos.  Es aquí donde surge la duda de muchos ¿Que hago durante ese tiempo?

Con el palming, buscamos la relajación de la mente a través de visualizaciones y afirmaciones, es por ello que una buena opción es seguir los palming guiados que encontraras en el canal.

Sin embargo, no siempre podrás encender tu ordenador para hacer estos ejercicios. Por ello hoy te voy a dar 4 opciones que puedes aplicar cuando lo hagas por tu cuenta y  que te permitirán calmar tu mente y potenciando así los beneficios del palming:

1.Observar la respiración

2.Visualizar un negro profundo

3.Recordar  un objeto que previamente hayas observado

4.Imaginar la respiración ocular

Para conocer más de este tema, te invito a ver el vídeo donde te explico en detalle los pasos y opciones con los cuales lograr un palming perfecto.

¡Te espero  en el vídeo!

Clase completa de Método Bates: 5 ejercicios básicos.

Uno de los aspectos complicados a la hora de iniciar las prácticas del Método Bates por tu cuenta, es intentar organizar la información y decidir cómo empezar.

Hoy te traigo alguno 5 de los principales ejercicios del Método Bates, armonizados en una clase completa.

Con esta secuencia, aprenderás sus nombres, escritos y pronunciación, la forma correcta de hacerlos y algunos aspectos a los cuales  prestar atención al momento de efectuarlos.

5 Ejercicios Básicos

En esta clase, quiero mostrarte, 5 ejercicios fundamentales para cualquier tipo de síntoma visual que estés presentando. Aprenderás:

1. Oscilaciones: de ellas te ha hablado poco en anteriores oportunidades. Sigue adecuadamente las instrucciones, cuidando tu postura, armonizando respiración y recordando parpadear. Esta práctica  genera relajación a nivel general.

2. Sunning: es un ejercicio indispensable, porque la luz solar es imprescindible para el buen funcionamiento de nuestros ojos. Así que, da la oportunidad a que el sol bañe completamente tus párpados. Recuerda mantener los ojos cerrados durante el ejercicio y si vives en un país donde se alcanza temperaturas mayores de 30ºC, evita las horas de más calor.

3. Delineación: se trata de seguir el borde de los objetos con nuestra mirada pero sin mover los ojos, moviendo nuestra cabeza como si estuviéramos pintando la línea de las cosas con nuestra nariz. Cuando lo realices, recuerda mantener una respiración activa y un parpadeo frecuente.

4. Movimientos oculares: estos son ejercicios derivados del yoga ocular y su función es entrenar los músculos externos e internos del ojo. Sincroniza la respiración con los movimientos y no olvides parpadear. De estos ejercicios encontraras vídeos detallados en el canal.

5. Palming: este ejercicio  lo hemos practicado con anterioridad y puedes buscar los vídeos que explican sus beneficios y más detalles de cómo realizarlo.

Clase completa del Método Bates.

Con esta secuencia, puedes estar seguro de que aplicas los principios fundamentales del Método Bates. Eso sí, recuerda mantener una postura relajada, armonizar tu respiración con los ejercicios y cuando tus ojos estén abiertos no olvides parpadear de forma constante.

Entra al vídeo, entérate de mas detalles y practiquemos juntos.

¡Nos vemos en la clase!

3 Consejos para relajarte y ver mejor.

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”0|0px|0|0px|true|false”][et_pb_row _builder_version=”3.21.4″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

 

Hace un par de semanas te contaba cómo el estrés afecta a tu cuerpo, y a tu visión. En el vídeo te explico el proceso, tal cual, que sucede en el cuerpo y qué ocurre cuando se vuelve crónico. Te hablaba del sistema nervioso autónomo, del sistema simpático y parasimpático. Puedes ver el vídeo pinchando arriba para entender cómo funciona tu cuerpo. 

Hoy quiero hablarte de 3 cosas que puedes hacer para activar tu sistema parasimpático y sí estar más relajado. Piensa que estos trucos o consejos te van a ayudar de forma puntual, y si los integras en tu día a día te ayudarán de forma continua. Pero, lo más importante es que aprendas a tomarte las cosas de otra manera y cambies tu respuesta al estrés. Eso te va ayudar a que te sientas mejor, más tranquilo o tranquila, más feliz y que veas mejor porque tu cuerpo no estará gastando energía en estar alerta. Habrá más oxígeno, mejores parpadeos y lubricación de los ojos.

 

Ahora vamos con esos tres consejos para estimular el sistema parasimpático, relajarte y así ver mejor.

 

  1. Respiración: La respiración es súper importante. Ya te he hablado mucho sobre ello pero es que es necesario repetirlo hasta que lo integres. Si estás estresado o eres una persona con tendencia al estrés o ansiedad, o simplemente ves borroso practica la respiración diafragmática o abdominal. Ponte en una postura cómoda y al inhalar expande tu abdomen, al exhalar contrae. Es muy importante que la respiración ocurra a través de la nariz todo el tiempo. 

Cierra los ojos, ponte cómodo y haz series de 10 respiraciones.Mientras lo haces observa tu respiración y si viene un pensamiento vuelve a ella. Puedes practicar este ejercicio cada hora o cada dos horas.  Podríamos hablar horas sobre la respiración, si quieres que haga un vídeo sobre ello puedes dejarlo en los comentarios.

 2. Pon atención a la periferia. Cuando hay estrés, ansiedad o cuando hay problemas visuales se tiende a tener una visión de túnel. Además, esto se fomenta más con el uso de gafas.  Esto es porque en el modo de alerta tu visión prioriza ver una salida de escape olvidando el exterior, ya que se trata de encontrar el punto por el cual se ha de huir. Si activas tu periferia habrá más relajación y estarás activando el sistema parasimpático. Para hacerlo solo tienes que poner atención a las cosas que ves alrededor, o simplemente mover tus dedos alrededor de tu campo visual, para estimularla de esta manera. 

3. Centraliza y evita la multitarea. La multitarea o hacer varias cosas a la vez es algo que nos estresa y fomenta una manera de ver sin ir a detalle y difundiendo. Yo te propongo que centralices en tu vida, esto quiere decir que no hagas varias cosas a la vez ya que eso hace que tu punto de interés esté disperso, mental y visualmente. Por eso, si tienes que escribir un email, solo escribe ese email. Y al acabar puedes hacer otra tarea que tengas. Aunque parezca raro, si integras esta forma de funcionar en tu día a día, también se integrará en tu forma de mirar, ya que no querrás verlo todo a la vez, e irás paso a paso.

Cuéntame si ya haces alguno de estos consejos que te cuento y si te ayudan a ver mejor.

Hasta pronto

Marina

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Así responde tu cuerpo al estrés y afecta tu visión

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

Estoy segura que has experimentado alguna vez el estrés en tus propias carnes. Quizás fue porque tenías mucho trabajo, un examen, o un día o semana en el que tenías demasiadas tareas que hacer en un tiempo limitado. O quizás es algo que forma parte de tu día a día y no sabes cómo frenarlo.

Hoy vamos a hablar sobre cómo responde tu cuerpo al estrés y cómo esto afecta a tu visión.

Cómo funciona tu sistema nervioso:

Antes que nada te voy a explicar rápidamente como funciona tu sistema nervioso: desde el punto de vista funcional, el sistema nervioso periférico se divide en sistema nervioso somático que se controla de forma voluntaria y sistema nervioso autónomo que funciona de forma involuntaria o automática y es del que vamos a hablar ahora porque tiene que ver con el estrés.

Sistema Nervioso Autónomo es la parte del sistema nervioso que controla y regula los órganos internos como el corazón, el estómago y los intestinos, y esto ocurre sin necesidad de realizar un esfuerzo consciente por parte del organismo. Controla funciones de manera automática como por ejemplo los latidos del corazón, la digestión, la respiración, el sudor y la presión arterial.

Pues bien el sistema nervioso autónomo está formado por el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

Sistema nervioso simpático: es el encargado de activarse ante una situación que percibimos como peligrosa, activando todo el mecanismo de estrés en nuestro cuerpo.
Sistema parasimpático: es el encargado de activar la relajación una vez el peligro percibido ya ha pasado, haciendo que vuelva la calma.

Hablemos ahora del estrés y cómo llegamos a él,

El estrés:

El estrés nos hace sentir desbordados y más que una emoción es una respuesta física que viaja por todo el cuerpo. Se activa por una situación física, emocional o cognitiva. Y de manera puntual y a corto plazo es algo bueno porque te ayuda a defenderte. Por ejemplo, cuando vivíamos antes de la civilización, si había una amenaza física como un animal que nos iba a atacar o una catástrofe nuestro cuerpo respondía mediante el estrés.
Y en ese momento aprendimos un sistema de reacción y respuesta, eso es el estrés, que nos hace actuar. Nos activa para resolver la amenaza que sentimos. Entonces hay una serie de respuestas en el cuerpo: se acelera el corazón, hay un shock de adrenalina, la sangre se desplaza a pies y manos y se va del estómago impidiendo hacer digestión. Nuestro cuerpo responde con la lucha, parálisis (congelación) o huida y prioriza para que podamos atacar o salir corriendo.

Después de ese estrés, lo normal es compensar para recuperarte; puede ser descansando, tomando agua, estando relajado para que tu cuerpo se recupere y regenere. Pero, esto es lo que pasaba antes, cuando vivíamos fuera de civilización. Hoy día, a menudo esto no sucede, y la persona se mantiene en ese estado de estrés de forma permanente, sin descansar después y arraigado a esa emoción que ha sentido como puede ser el miedo. Esta respuesta de alerta permanente cambia tu cerebro, así como tus órganos y células.

La glándula suprarrenal libera hormonas del estrés como cortisol, adrenalina y norepinefrina. Estas hormonas viajan por tu torrente sanguíneo y llegan hasta tu corazón haciendo que este lata más rápido y elevando tu presión arterial. Si estás hormonas están siendo siempre liberadas porque estás en un estado continuo de estrés imagina cómo pueden afectar a tu cuerpo a largo plazo.

Si nos centramos en la actualidad, ya no vivimos en pre civilización. Pero hay cosas que pueden activar el sistema de estrés aunque no solo sean amenazas físicas tales como pasaba antiguamente. Por ejemplo, un día te levantas, hay un atasco y llegas tarde a trabajar, discutes con tu jefe por ello, tus compañeros te juzgan, fallas con un cliente porque estás nervioso, y continúan pasándote cosas con las que vas tragando. Eso es solo un ejemplo, otro podría ser un desencuentro con alguien, una discusión con tu madre, una pequeña inseguridad, casi cualquier cosa en la civilización podría activar tu sistema de alerta.

Por tanto, vas acumulando un montón de situaciones de estrés, y te aferras a esa emoción que te produce el estrés como si fuera parte de ti. Al volver a casa no te descargas y liberas. Todo lo contrario, acumulas un día más sin descargar emociones como la rabia, miedo, frustración…Te vas a la cama y al día siguiente lo mismo.

Entre las respuestas físicas que se dan hay aumento de pulsaciones por minuto, respiración superficial, boca seca, estrechez de la periferia, falta de parpadeo y de lubricación en los ojos, tensión muscular, de todo el cuerpo e incluido en los ojos. Ya sabes que cuando hay tensión en los músculos oculares se deforma el globo ocular viendo borroso. Así que ya ves cómo el estrés afecta a tu visión.

Es muy común que de un estrés puntual pasas a un estrés crónico, y esto hace que tu cuerpo no pueda utilizar sus recursos para regenerarse y estar saludable, y así enfermas tu sistema inmunológico y otras partes de tu cuerpo. En ese estado de estrés tu cuerpo no puede utilizar su energía en regenerarse y en ver bien, ya que está siempre utilizando energía en estar alerta contra todas las amenazas que siente. Cuando tiene un poco de energía su prioridad no son los ojos ni la visión ya que hay otras funciones más importantes para mantenerse con vida, y además cada vez vas aprendiendo peores hábitos visuales y mentales.

El sistema nervioso simpático está siempre activo y el parasimpático nunca lo está. Agotas todos los recursos de tu cuerpo. El sistema nervioso central necesita ser repuesto, necesitas descansar y alimentarte bien. En el proceso de recuperación tu cuerpo te manda señales. Tus células han aprendido esa forma de vivir, estando en alerta y protección. Por tanto, hay que hacer una reprogramación mental y celular. Por eso, en mis programas y cursos trabajamos con ejercicios para respirar, y aprendemos a relajarnos con distintas técnicas, siempre buscando activar el sistema parasimpático para estar más tranquilos y también ver mejor. .

Si te sientes identificado, si esto te pasa el primer paso aceptar esto que te ocurre, no te preocupes porque es muy normal y común en mucha gente, no solo con personas con problemas visuales. Haz un alto y dedicate a recuperarte. Esto te va a ayudar a mejorar tu vida y tu visión.

Próximamente te daré unos consejos para activar el sistema parasimpático. Esto te ayudará a mejorar tu visión y a ganar tranquilidad en tu día a día.

Comparte en los comentarios si te sientes identificado con el estrés crónico y esto que te cuento. También cuéntame cómo haces para relajarte y deshacerte de él.

Para terminar, te comento que esta semana es mi cumpleaños y para agradecerte estar ahí conmigo un año más he decidido hacer un descuento en mis cursos durante unos días. Puedes verlo pinchando en el enlace de arriba o yendo a este enlace.

Nos vemos pronto, respira y relájate mientras tanto.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

TRES TRUCOS PARA CUIDAR TUS OJOS CON EL ORDENADOR

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.15″ custom_padding=”5px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”6px|0px|8px|0px|false|false” _builder_version=”3.15″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.15″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

Hoy día prácticamente TODOS usamos las pantallas y ordenadores. Son muy pocos los afortunados que no las usan… Pero, hay que aceptar que vamos a convivir con ellas, esta es nuestra realidad y no podemos luchar contra ella. Pero, si que hay cosas que podemos hacer para sentirnos mejor frente a ellas y para que nuestro cuerpo y ojos no se resientan tanto, no nos duelan ni nos piquen.

Así que hoy vamos a ver tres trucos para cuidar tus ojos cuando usas el ordenador:

  1. En primer lugar vas a instalarte una aplicación que te recuerde hacer descansos. Puedes usar Time Out para Mac o Eye defender para windows, pero hay muchísimas más. Vas a colocar un post-it que diga:PARPADEA, RESPIRA Y MIRA LEJOS, MIRA ARRIBA Y MIRA ABAJO. Cada media hora vas a mirar al post it y hacer lo que dice. Si tu trabajo te lo permite vas a hacerlo cada 15 minutos, si no lo harás cada 30 min. Y harás descansos más largos cada hora, levántate y muévete, estírate y date salpicaduras de agua.
  2. Para evitar tensión en la espalda y que esta llegue al cuello haz el siguiente ejercicio de movimiento para tu espalda mientras trabajas y masajea tus ojos en el momento que notes tensión en los ojos.
  3. Al acabar el día usa compresa de agua helada y a mitad de la jornada también, si no siempre puedes hacer salpicaduras de agua helada.

Y por supuesto, si estás estresad@ recuerda respirar profundamente!

Cómo ves, siempre hay cosas que puedes hacer por tus ojos, y que los van a agradecer. Empieza ya a hacerlo, es gratis ;)

[/et_pb_text][et_pb_video src=”https://www.youtube.com/watch?v=9UUTs8My6jg” _builder_version=”3.19.11″][/et_pb_video][et_pb_code _builder_version=”3.19.11″][/et_pb_code][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

¡Otro cumpleaños de Visión Natural!

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.15″ custom_padding=”5px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”6px|0px|8px|0px|false|false” _builder_version=”3.15″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.15″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

Este mes de Enero, mi proyecto Visión Natural cumple años. Todo ha ido poquito a poco, pero Enero siempre ha sido un mes definitivo en el blog y en mi trabajo. Hace tres años fue cuando comencé a trabajar ayudando a personas a mejorar su visión de manera natural, y fue en Enero cuando cree mi primera página web. Entonces vivía en Edimburgo. Cierro los ojos y aún puedo recordarlo, y transportarme a aquel escritorio donde empecé a crear mi web con tanta ilusión. Allí, en Escocia  todo empezó; primeros talleres, primeras charlas y sesiones privadas. La ilusión de mis primeros talleres era increíble; sonreía sin poder evitarlo de la felicidad de transmitir que una visión mejor y natural era posible.

 

Al año siguiente, en Enero de 2017 fue cuando decidí escribir artículos. Entonces vivía en Cardiff. Me habían preguntado muchas veces que por qué no lo hacía, qué por qué no abría un blog… y nunca hubo una respuesta muy clara por mi parte. Lo cierto es que cuando se mete alguna idea en mi cabeza la tengo que materializar casi en un instante. Y así es como ocurrió. En un día se me ocurrió empezar el blog, escribí mi primer artículo y ya fue todo para alante. A los meses pensé que un canal de Youtube podría ayudar mucho más a las personas a mejorar su visión y a su vez mí a poder expandir la Visión Natural y mi trabajo. Y con muchas dudas, repitiendo muchas veces mi primer vídeo comencé mi canal.

 

Finalmente llegó 2018 y te cuento todo lo que pasó:

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Enero de 2018: Cambié la manera de trabajar con mis alumn@s; cambié mi web por completo y empecé a ofrecer cursos y programas online. Además, vuelvo a vivir en España, feliz por el sol, los atardeceres, mi familia, amig@s  y la gente. Aunque mi pareja tuvo que quedarse en Reino Unido, la decisión fue muy acertada.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-1.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Abril: Vuelvo a Reino Unido por varias razones; Aaron (mi pareja) vuelve a España y le ayudo a preparar la mudanza (que también son mis cosas 😉 ), y por fin vamos al concierto de Arcade Fire, (mi regalo tan esperado de cumpleaños). También imparto un taller en Alicante.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-2.png” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Mayo: Mis compañeros de The Natural Vision Academy y yo nos fuimos a Bali durante dos semanas para impartir un retiro de mejora de la visión. Fue una experiencia única en la que los participantes tuvieron mejoras alucinantes, conocimos gente muy interesante y disfrutamos de un entorno maravilloso.  Y además, me mudé a mi nueva casa y adopté a Luna mi gatita.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-3.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Agosto: Nuevo retiro con The Natural Vision Academy en Mallorca. Repetimos segundo año en el mismo lugar. Esta vez fue una semana muy agradable y relajante. Y justo antes del retiro nos vamos de vacaciones a Asturias.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-4.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Septiembre: Comienza el reto Disfruta tu vista.  De vuelta a las clases de yoga, vuelta a la rutina y nuevos proyectos.Y por supuesto, taller en Alicante de vuelta a la temporada. Aquí podéis ver a unas alumnas realizando un masaje de ojos.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-5.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Octubre: Evento de yoga con AIMN y Silvia Belmonte. Aimn es una marca de ropa deportiva que vino a Alicante a realizar el evento “Boost Yourself” en el que participamos impartiendo las clases de yoga. Además, asistí a EcoAltea donde pusé mi stand con gafas reticulares para mejorar la visión.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-6.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Noviembre: Mi cumpleaños 😉 y finalmente Aaron vuelve a Alicante después de más de un año viviendo separados. Ha sido un mes de reajustes y de caos en casa, pero lo estábamos esperando con muchas ganas 😉   Además, imparto un nuevo taller en Alicante

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-71.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Diciembre: Fin de año y el curso online gratuito: más relajación, mejor visión. Y preparación del programa Vista Sana – Vida Sana para Enero 2019. Creo que ha sido el mes más estresante de todos, pero poco a poco y con cambios todo se puede mejorar. Menos mal que el yoga siempre ayuda.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-8.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Por supuesto, han pasado muchas cosas más, pero tenía que resumirlo. Y no se me olvida darte a ti  las gracias por estar este año conmigo compartiendo todos estos momentos, porque aunque no lo creas, tú formas parte de mi proyecto. Y tú ¿Cómo ha sido tu último año?

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

RELAJA TU MENTE Y TU VISIÓN CON ESTE EJERCICIO

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.15″ custom_padding=”5px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”6px|0px|8px|0px|false|false” _builder_version=”3.15″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.15″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

 

Hola, ¿qué tal estás?

Qué importante es tener una mente relajada, ¿verdad que sí? En general, cuando estamos en calma y paz todo nos sale mejor, y además, esto se ve reflejado en nuestra visión. ¿Lo puedes creer? Pero, es que no solo en nuestra visión, nuestro cuerpo y la mayor parte de los órganos también está relajado y funcionan mejor. Es una pasada. Lo cierto es que si estimulamos el nervio vago podemos relajarnos y ver mejor.

Quizás te preguntas ¿qué es el nervio vago?. Se trata de un nervio craneal que tiene varios brazos que se separan en dos ramas (izquierdo y derecho) y bajan hacia las vísceras del abdomen pasando por distintos órganos.

Lo que nos interesa de este nervio es que pone en comunicación el diafragma con el cerebro y transmite nerviosismo, ira o calma. Envía continuamente información sobre el estado de nuestros órganos al cerebro. Pero, aquí lo que nos interesa es saber cómo estimular el nervio vago para sentirnos más relajados.

 

Vamos a practicar una respiración abdominal para ello; pero antes me gustaría que pensases en algo que te produce nervio y ansiedad, me gustaría que lo analizases y observases como te hace sentir.

El siguiente ejercicio usa la respiración abdominal o diafragmática; cuando se realiza este tipo de respiración profundamente se lleva aire a la parte más baja de la caja torácica. La respiración se ha de hacer de forma lenta y profunda, con lo que se efectúa un adecuado uso del diafragma.

 Procedimiento 

 

v  Inspirar por la nariz tranquilamente contando mentalmente hasta 4,

v  Mantener el aire en los pulmones contando hasta 6,

v  Al expulsarlo de nuevo cuenta hasta 8, pero lo haremos como si estuviéramos echando vaho a unas gafas para limpiarlas, es decir, contrayendo ligeramente los labios, de forma que al exhalar, se estimule el nervio vago.

 

Tanto la inspiración como la espiración deben ser lentas y profundas. Se puede hacer el tiempo que se desee, el mínimo ideal serían unos 7 u 8 minutos. En lo posible hacerlo todos los días.  En una situación estresante, por ejemplo, antes de un examen o entrevista laboral los resultados pueden ser sorprendentes.

Esta sencilla práctica, realizada con regularidad, no solo nos instaura de forma natural la respiración abdominal sino que consigue estimular el nervio vago, permitiéndonos disfrutar y recoger los beneficios de la relajación mental y del proceso de meditación que hagamos a continuación.

¡Practícala! y cuéntame qué tal te sienta.

Y ahora trata de conectar con eso que te da ansiedad y al principio, ¿Y cómo es ahora?

[/et_pb_text][et_pb_video src=”https://www.youtube.com/watch?v=SmT88brnZRw” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_video][et_pb_text _builder_version=”3.15″][/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Cómo evitar que los miedos bloqueen tu vida y tu vista

[et_pb_section fb_built=”1″ admin_label=”section” _builder_version=”3.0.47″ custom_padding=”1px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”4px|0px|0|0px|false|false” admin_label=”row” _builder_version=”3.0.48″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.0.47″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text admin_label=”Text” _builder_version=”3.0.74″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat” inline_fonts=”Arial”]

Los miedos bloquean nuestra vida y nuestra vista. Estos bloqueos nos impiden hacer cosas y tomar acción. Por tanto, es importante tenerlos en cuenta y tomar medidas.

Y ¿qué ocurre con la visión?  Normalmente el origen de los problemas visuales están en un trauma o en un miedo. A lo mejor te parece curioso, pero me gustaría que si tienes problemas visuales analices qué te pasaba o en qué andabas cuando empezaste a tener esos problemas visuales. Es decir, imagínate que fue a los 8 años; trata de recordar que estaba ocurriendo en tu vida. A veces son pequeños traumas, o cosas insignificantes para otra persona o puede ser que ni lo recuerdes porque no te parece que fue algo tan relevante Pero,  cuando vas indagando un poco más, ya vas sabiendo lo que ocurrió, y el origen.

 Cuando le pregunto a mis alumn@s me suelen decir que en aquellos momentos estaban pasando una situación difícil que no querían afrontar o no sabían cómo hacerlo. A veces comentan que en aquel momento era algo que no quería aceptar, y no quería ver.

 

Descubriendo el miedo

 ¿Cómo puedes saber si tienes miedo? En general, ocurre cuando hay cosas que no puedes hacer porque estás paralizado. Cuando sientes que no puedes hacer algo y que hay una limitación. Por tanto, está bien  reflexionar un poco sobre esto.

 

¿Cómo puedes saber si el miedo bloquea tu vista y tu proceso de mejora?

 ¿Al usar tus ojos sin gafas tienes miedo? Al principio es muy normal porque no ves bien sin ellas, y es un miedo justificado. Pero, te va a limitar a seguir con tu proceso de mejora. Por tanto,  hay que preguntarse si ese miedo está justificado o no. Es decir en el caso de ir sin gafas, si tienes un problema visual y una prescripción considerable y no puedes manejarte sin ellas te lo tomarás com calma. Lo harás paulatinamente, en un entorno donde te sientas segur@.  Y es importante que superes ese miedo para aprovechar al máximo tu potencial, para desarrollarte al máximo, y para poder mejorar tu visión y ser libre.

 Y  ¿De qué tienes miedo?, ¿De que te puedas caer, de que alguien venga y te haga daño? Hazlo poco a poco. Hazlo primero en casa; un sitio seguro o con gente conocida. Muchas veces es normal que tengamos ese pequeño miedo a hacer cosas nuevas, a salir de nuestra zona de confort, a realizar cambios.  normal que sintamos una pequeña inseguridad pero tenemos que trabajar para hacer eso que soñamos, y sí tenemos miedo tenemos que realizar los cambios que sean necesarios, trabajar en ellos para superarlos y hacerlo.

 

Primero: reconoce tus miedos ya acéptalos

 Tienes miedo, y no pasa nada. Pero, ¿a qué tienes miedo?. Escríbelo e intenta conectar con ello. Lo que hago ¿lo hago a causa del miedo? O ¿dejo de hacerlo porque tengo miedo? Es decir, intentar identificar de dónde viene el miedo;  Cuando siento miedo ¿Cómo estoy?, estoy frustrada, nerviosa, estoy triste, tengo ansiedad. Osea ¿Cómo me siento?

 

 Segundo: Reflexiona

 Una vez identificado; reflexiona, ¿ese miedo tiene sentido? ¿Está fundamentado en algo con sentido? ¿Se debe a alguna situación que tuviste anteriormente?

 

Toma acción

Una vez tengas la lista de tus miedos, vas a empezar por el más fácil, el que creas más absurdo, lo que quizás para otros es una tontería pero  para ti no,Y vas a contrarrestar ese miedo. Por ejemplo, si tu miedo es estar sin gafas, lo haríamos poco a poco, en tu casa estarías sin gafas un minuto cada día, la siguiente semana tres minutos cada día, la siguiente un poco más hasta que en casa pudieras estar periodos largos sin ellas.  Y después, vas a plantearte salir cinco minutos sin gafas. Lo haces poco a poco, hasta que te empieces a sentir cómod@.

 Piensa que puede ayudarte a sentirte más seguro, puedes ser, que esté una amiga o amigo o hacerlo en un sitio determinado.

Así que me gustaría saber ¿Cuál es tu opinión? ¿Cuáles son tus miedos? ¿Te gustaría superarlos? Y si ¿haces algo para superarlos? si es de la visión, perfecto y si no es de la visión también. Cuéntame tu experiencia y hablamos sobre ellos.

 

Te mando un fuerte abrazo y nos vemos la semana que viene

 ¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

 

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Text” _builder_version=”3.0.74″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”][/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

YOGA PARA ALIVIAR EL DOLOR CERVICAL

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.15″ custom_padding=”5px|0px|12px|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.15″ custom_padding=”6px|0px|8px|0px|false|false”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.15″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

El dolor en el cuello o cervical es algo muy común en la población. Suele ocurrir debido a malas posturas, uso excesivo de ordenador y pantallas, traumatismos o contracturas. Sea cuál sea la causa, lo cierto es que afecta a tu visión.

La movilidad de tus ojos se ve afectada por la movilidad de tu cuello

Y si indagamos más; descubrimos que esa falta de movilidad del cuello afectará a más partes del cuerpo. Sí, es que el cuerpo es así 😉  Pero, ¿Qué puedes hacer tú para mejorar estos dolores, o para aliviarlos? Lo cierto es que puedes hacer mucho porque mediante posturas de yoga puedes trabajar en estimular la circulación y el movimiento y en cambiar tu postura. Es importante que si el dolor es fuerte o estás en una crisis de tortícolis o dolor cervical esperes a bajar la inflamación o vayas a tu fisioterapeuta u osteópata.

Yoga para aliviar el dolor postural

El yoga es movimiento y respiración por tanto podrá ayudarnos a mejorar esas tensiones y contracturas que tenemos en el cuello. Hoy te presento una clase cortita para que puedes practicar en casa o en la oficina. Mi recomendación es que la hagas 3 veces por semana para notar resultados favorables.

[/et_pb_text][et_pb_video src=”https://youtu.be/L1vRGF77Zuo” _builder_version=”3.15″][/et_pb_video][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

Cuéntame qué tal  te va la clase en los comentarios y te deseo un feliz día.

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

⚡️Meir Schneider⚡️Cataratas congénitas ► De 1% de Visión a un 70%

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.0.47″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.0.48″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat” custom_padding=”3px|0px|17px|0px|false|false”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.0.47″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.0.74″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”]

Muchas veces te he hablado de Meir Schneider y quizás hayas visto la entrevista que le hice hace un tiempo en uno de sus talleres. Se trata de un educador visual con un caso propio muy especial. Él nació con cataratas congénitas y hoy te voy a contar su historia.

[VÍDEO ABAJO DEL TODO👇🏼 

Historia de Meir

Meir nació en la unión soviética. Los padres de Meir eran sordos y al tiempo de nacer él se dieron cuenta de que le ocurría algo a sus ojos. Los médicos declararon que tenía cataratas congénitas. Esto No es común, ya que la mayoría de la gente las desarrolla cuando es mayor, y no nacen así. Entonces, decidieron marcharse a Israel para tener un futuro mejor y durante aquel tiempo Meir tuvo 5 operaciones para mejorar su condición visual; la primera en Polonia fue un fracaso, las otras cuatro en Israel le dejaron una cicatriz en su lente dejándole la lente con un 99 % de una cicatriz impidiendo que la luz entrara a través de su ojo.

Por tanto fue declarado oficialmente ciego por el estado de Israel.

Meir leía mediante el sistema de Braille, fue la escuela ordinaria pero aun así se sintió muy solo debido a su condición visual. Además, al ser ciegos su padre solían comunicarse mediante signos que el no podía ver. Todo esto le creaba confusión , frustración y lucha.  Pero también le sirvió para darse cuenta de todas las formas que hay de sobrepasar obstáculos y retos.

Para él era importante no tener la etiqueta de ciego aunque la tenía, pero no quiso aceptar ayudas del gobierno para sentirse útil y capaz de ser autosuficiente.

Era un niño bastante comprometido, quizás porque fue solitario sin que los otros niños jugaran con él. Pero, enseguida entendió que su elección podría ser ser feliz o depresivo. Entonces se centro en sus libros de braille y leía durante horas.

Pero, el seguía queriendo ver, quería ser independiente, ver la pizarra por si mismo, trabajar por si solo y sin ayuda. Todos los médicos le dijeron siempre que no era posible asumiendo que un niño ciego tiene que ser pasivo y sumiso, pero él nunca lo fue. Los médicos decían que iba ser ciego para siempre, que nunca tendría más de 1 % de visión sin gafas y 4 o 5 con ellas. Le aconsejaron que aceptara su visión y que fuera feliz así. Pero él no quiso creerlo.

Un día conoció a Jacob en el instituto. Y le explico los ejercicios de Método Bates y empezó a trabajar en ello de manera muy persistente. Entonces empezó a mejorar, y empezó a oír quejas de sus profesores cuando practicaba durante la clase ya que miraba de un lado a otro, pero pudo librarse y continuar practicando. Eso ocurrió con muchos profesores, pero el nunca lo dejó, siguió persistente.

Continuó mejorando, su retina empezó a despertar con la luz y ese fue el vehículo para conseguir dejar las gafas Se pasaba haciendo sunning durante horas.

Después de tres meses podía ver letras impresas con 20 dioptrías con unas gafas. A partir de los 6 meses sus dolores de cabeza desaparecieron.

Tras un año practicando podía ver letras normales.  Con 17 años, por primera vez en su vida fue capaz de leer un texto a una distancia cercana (en la nariz) después de hacer sunning y sin ningún tipo de gafas. Nunca olvidará ese día. Fue corriendo a contarlo a su familia que alucinaron y se alegraron. Tres meses más tarde pudo ver diferentes tipos de letras a la misma distancia.

Y continuó trabajando en su visión. La gente alucinaba de que de verdad él pudiera verle a ellos.

Y hubo un punto de inflexión y cambio, fue cuando fue al médico y le dijo que ya no tenía astigmatismo lo cual les hizo alucinar.

Meir también aprendió la importancia de la salud del cuerpo y la relación de los ojos.  Empezó a trabajar en esos movimientos de su cuerpo. 

Nos cuenta que su camino no fue fácil pero consiguió mejorar, pero sus avances fueron sorprendentes. Al principio le dolían sus ojos al mirar, pero aprendió a relajar mediante palming y lo siguió intentando.

Hoy día posee carné de conducir y un 70% de agudeza visual sin gafas.

Aquí abajo tienes un vídeo donde te lo cuento 👇🏼

[/et_pb_text][et_pb_video src=”https://youtu.be/Uvgrn3Bnid8″ _builder_version=”3.15″][/et_pb_video][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]