Hace un par de semanas te contaba cómo el estrés afecta a tu cuerpo, y a tu visión. En el vídeo te explico el proceso, tal cual, que sucede en el cuerpo y qué ocurre cuando se vuelve crónico. Te hablaba del sistema nervioso autónomo, del sistema simpático y parasimpático. Puedes ver el vídeo pinchando arriba para entender cómo funciona tu cuerpo. 

Hoy quiero hablarte de 3 cosas que puedes hacer para activar tu sistema parasimpático y sí estar más relajado. Piensa que estos trucos o consejos te van a ayudar de forma puntual, y si los integras en tu día a día te ayudarán de forma continua. Pero, lo más importante es que aprendas a tomarte las cosas de otra manera y cambies tu respuesta al estrés. Eso te va ayudar a que te sientas mejor, más tranquilo o tranquila, más feliz y que veas mejor porque tu cuerpo no estará gastando energía en estar alerta. Habrá más oxígeno, mejores parpadeos y lubricación de los ojos.

 

Ahora vamos con esos tres consejos para estimular el sistema parasimpático, relajarte y así ver mejor.

 

  1. Respiración: La respiración es súper importante. Ya te he hablado mucho sobre ello pero es que es necesario repetirlo hasta que lo integres. Si estás estresado o eres una persona con tendencia al estrés o ansiedad, o simplemente ves borroso practica la respiración diafragmática o abdominal. Ponte en una postura cómoda y al inhalar expande tu abdomen, al exhalar contrae. Es muy importante que la respiración ocurra a través de la nariz todo el tiempo. 

Cierra los ojos, ponte cómodo y haz series de 10 respiraciones.Mientras lo haces observa tu respiración y si viene un pensamiento vuelve a ella. Puedes practicar este ejercicio cada hora o cada dos horas.  Podríamos hablar horas sobre la respiración, si quieres que haga un vídeo sobre ello puedes dejarlo en los comentarios.

 2. Pon atención a la periferia. Cuando hay estrés, ansiedad o cuando hay problemas visuales se tiende a tener una visión de túnel. Además, esto se fomenta más con el uso de gafas.  Esto es porque en el modo de alerta tu visión prioriza ver una salida de escape olvidando el exterior, ya que se trata de encontrar el punto por el cual se ha de huir. Si activas tu periferia habrá más relajación y estarás activando el sistema parasimpático. Para hacerlo solo tienes que poner atención a las cosas que ves alrededor, o simplemente mover tus dedos alrededor de tu campo visual, para estimularla de esta manera. 

3. Centraliza y evita la multitarea. La multitarea o hacer varias cosas a la vez es algo que nos estresa y fomenta una manera de ver sin ir a detalle y difundiendo. Yo te propongo que centralices en tu vida, esto quiere decir que no hagas varias cosas a la vez ya que eso hace que tu punto de interés esté disperso, mental y visualmente. Por eso, si tienes que escribir un email, solo escribe ese email. Y al acabar puedes hacer otra tarea que tengas. Aunque parezca raro, si integras esta forma de funcionar en tu día a día, también se integrará en tu forma de mirar, ya que no querrás verlo todo a la vez, e irás paso a paso.

Cuéntame si ya haces alguno de estos consejos que te cuento y si te ayudan a ver mejor.

Hasta pronto

Marina

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.