MALOS HÁBITOS que impiden tu mejora visual.

Cuando se habla de Visión Natural, nos referimos a la incorporación o reforzamiento de buenos hábitos visuales, a través de ejercicios, rutinas y actividades que están directa o indirectamente relacionadas a tu visión.

Sin embargo, instalar o modificar hábitos no es tan sencillo como decirlo. Requiere tiempo, esfuerzo y atención continua hasta que se hagan automáticos. Por lo que es frecuente, que muchos malos hábitos queden presentes y es necesario darnos cuenta de ello para trabajarlos e impedir que afecten nuestro progreso.

Los malos hábitos  te impiden mejorar tu visión

Para mejorar los hábitos, no basta con la intención, también se requiere de atención. Ya que, si no estamos atentos, los  malos hábitos se pueden colar en  nuestro proceso de mejora visual, provocando  lentitud o deteniendo por completo el progreso

Muchas veces, incurrimos en ellos, porque no los distinguimos como inadecuados o simplemente porque al no prestar atención, no sabemos que están en nuestra práctica. Es por eso que hoy te traigo 6 de ellos, que considero muy importante y que detallo en el vídeo:

1.Practicar con tensión o esfuerzo cuando la base de la Visión Natural es la relajación.

2.Mantener una visión de túnel descuidando la visión periférica.

3.No observar los movimientos, lo cual es importante para nuestros ojos.

4.Pasar mucho tiempo en interiores y mantener malas posturas, afectando la nutrición de nuestros ojos, que requieren de luz y buena irrigación sanguínea.

5.No mover los ojos al leer, provocando poca ejercitación de la musculatura ocular.

6.Presentar una mentalidad no adecuada, porque la mente es poderosa y lo que CREES, LO CREAS. Por ello es necesario trabajar las creencias limitantes.

Atento a tus hábitos para mejorar tu visión

Si de verdad,  tu sueño de ver mejor lo has convertido en una meta. Con el convencimiento  de que puedes lograrlo y dispuesto a trabajar con perseverancia para alcanzar tu objetivo, no descuides estos 6 hábitos.

Cada vez que realices tus prácticas presta atención a esos aspectos, al igual que en tu día a día. Porque ejercitar es solo una forma de acostumbrarnos a usar nuestros ojos de forma adecuada. Y los buenos hábitos serán tu mejor arma para lograrlo.

Te invito a ver  el vídeo, donde encontrarás explicación detallada de porque cada uno de ellos detiene nuestra mejora visual y  cuales son las herramientas que puedes utilizar para transformarlos, logrando así recuperar tu salud visual.

¡Nos vemos en el vídeo!

Mejora tu visión con la Cama elástica

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.21″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21″][et_pb_text _builder_version=”3.21″]

¿Has saltado alguna vez en una cama elástica? 

También es conocido como trampolin, o brincolin en zonas de sudamérica. Y no es solo para niñ@s.

Se trata de un ejercicio aeróbico llamado rebounder o rebotar que se basa en saltar sobre un mini trampolín. En ocasiones son simples botes y en otras son pasos y coreografías. Por tanto,  hablamos de un ejercicio cardiovascular de bajo impacto para tus articulaciones. Es un ejercicio que puede variar de intensidad adaptándose a las necesidades de las personas y tiene muchos beneficios. Por eso es tan especial, porque todo el mundo prácticamente puede utilizarlo.

 

¿Cuáles son los beneficios de rebounder o rebotar?

  • En primer lugar, es divertido, a quien no le gusta saltar en cama elástica.
  • Ayuda a limpiar el sistema linfático  (responsable de transportar las toxinas a través de tu cuerpo y eliminarlas). Un estudio demostró la buena eficacia del trampolín para limpiar el sistema linfático. Consulta estudio
  • Mejora la coordinación, equilibrio y postura
  • Mejora la percepción visual ya que estimula la periferia equilibrando visión central y periférica y dando una mayor relajación.
  • Mejorar tu capacidad de nutrición y de absorción de nutrientes al eliminar toxinas.
  • Fortalece el sistema inmunológico porque es el sistema linfático el encargado de transportar las células inmunológicas a través del cuerpo.
  • Ayuda a oxigenar más el cuerpo y mejorar la circulación sanguínea
  • Ayuda a tener una buena salud ósea, y es buena para personas con osteoporosis.
  • Ayuda a bajar de peso sin estresar al metabolismo
  • Reduce la celulitis

Comencé a practicar con el trampolín el verano pasado y desde el principio pude notar muy buenos beneficios.

El trampolín sirve para mejorar la visión entre otras cosas y en un primer momento quería explorar todo lo que podía dar a mis alumnos y mejorar mi trabajo como educadora visual. Pero también sabía que tenía muchos beneficios a nivel corporal y mental.

Mi experiencia es súper positiva, al principio compré una cama elástica de Decathlon , la más barata que había pero como la usaba cada día decidí invertir en una de mejor calidad, en concreto la Bellicon. He de decir, que se nota diferencia aunque sea un precio elevado, si la usas todos los días funciona genial.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row custom_padding=”0|0px|14.8242px|0px|false|false” _builder_version=”3.21″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21″][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

TRES TRUCOS PARA CUIDAR TUS OJOS CON EL ORDENADOR

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.15″ custom_padding=”5px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”6px|0px|8px|0px|false|false” _builder_version=”3.15″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.15″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

Hoy día prácticamente TODOS usamos las pantallas y ordenadores. Son muy pocos los afortunados que no las usan… Pero, hay que aceptar que vamos a convivir con ellas, esta es nuestra realidad y no podemos luchar contra ella. Pero, si que hay cosas que podemos hacer para sentirnos mejor frente a ellas y para que nuestro cuerpo y ojos no se resientan tanto, no nos duelan ni nos piquen.

Así que hoy vamos a ver tres trucos para cuidar tus ojos cuando usas el ordenador:

  1. En primer lugar vas a instalarte una aplicación que te recuerde hacer descansos. Puedes usar Time Out para Mac o Eye defender para windows, pero hay muchísimas más. Vas a colocar un post-it que diga:PARPADEA, RESPIRA Y MIRA LEJOS, MIRA ARRIBA Y MIRA ABAJO. Cada media hora vas a mirar al post it y hacer lo que dice. Si tu trabajo te lo permite vas a hacerlo cada 15 minutos, si no lo harás cada 30 min. Y harás descansos más largos cada hora, levántate y muévete, estírate y date salpicaduras de agua.
  2. Para evitar tensión en la espalda y que esta llegue al cuello haz el siguiente ejercicio de movimiento para tu espalda mientras trabajas y masajea tus ojos en el momento que notes tensión en los ojos.
  3. Al acabar el día usa compresa de agua helada y a mitad de la jornada también, si no siempre puedes hacer salpicaduras de agua helada.

Y por supuesto, si estás estresad@ recuerda respirar profundamente!

Cómo ves, siempre hay cosas que puedes hacer por tus ojos, y que los van a agradecer. Empieza ya a hacerlo, es gratis ;)

[/et_pb_text][et_pb_video src=”https://www.youtube.com/watch?v=9UUTs8My6jg” _builder_version=”3.19.11″][/et_pb_video][et_pb_code _builder_version=”3.19.11″][/et_pb_code][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

¡Otro cumpleaños de Visión Natural!

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.15″ custom_padding=”5px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”6px|0px|8px|0px|false|false” _builder_version=”3.15″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.15″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

Este mes de Enero, mi proyecto Visión Natural cumple años. Todo ha ido poquito a poco, pero Enero siempre ha sido un mes definitivo en el blog y en mi trabajo. Hace tres años fue cuando comencé a trabajar ayudando a personas a mejorar su visión de manera natural, y fue en Enero cuando cree mi primera página web. Entonces vivía en Edimburgo. Cierro los ojos y aún puedo recordarlo, y transportarme a aquel escritorio donde empecé a crear mi web con tanta ilusión. Allí, en Escocia  todo empezó; primeros talleres, primeras charlas y sesiones privadas. La ilusión de mis primeros talleres era increíble; sonreía sin poder evitarlo de la felicidad de transmitir que una visión mejor y natural era posible.

 

Al año siguiente, en Enero de 2017 fue cuando decidí escribir artículos. Entonces vivía en Cardiff. Me habían preguntado muchas veces que por qué no lo hacía, qué por qué no abría un blog… y nunca hubo una respuesta muy clara por mi parte. Lo cierto es que cuando se mete alguna idea en mi cabeza la tengo que materializar casi en un instante. Y así es como ocurrió. En un día se me ocurrió empezar el blog, escribí mi primer artículo y ya fue todo para alante. A los meses pensé que un canal de Youtube podría ayudar mucho más a las personas a mejorar su visión y a su vez mí a poder expandir la Visión Natural y mi trabajo. Y con muchas dudas, repitiendo muchas veces mi primer vídeo comencé mi canal.

 

Finalmente llegó 2018 y te cuento todo lo que pasó:

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Enero de 2018: Cambié la manera de trabajar con mis alumn@s; cambié mi web por completo y empecé a ofrecer cursos y programas online. Además, vuelvo a vivir en España, feliz por el sol, los atardeceres, mi familia, amig@s  y la gente. Aunque mi pareja tuvo que quedarse en Reino Unido, la decisión fue muy acertada.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-1.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Abril: Vuelvo a Reino Unido por varias razones; Aaron (mi pareja) vuelve a España y le ayudo a preparar la mudanza (que también son mis cosas 😉 ), y por fin vamos al concierto de Arcade Fire, (mi regalo tan esperado de cumpleaños). También imparto un taller en Alicante.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-2.png” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Mayo: Mis compañeros de The Natural Vision Academy y yo nos fuimos a Bali durante dos semanas para impartir un retiro de mejora de la visión. Fue una experiencia única en la que los participantes tuvieron mejoras alucinantes, conocimos gente muy interesante y disfrutamos de un entorno maravilloso.  Y además, me mudé a mi nueva casa y adopté a Luna mi gatita.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-3.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Agosto: Nuevo retiro con The Natural Vision Academy en Mallorca. Repetimos segundo año en el mismo lugar. Esta vez fue una semana muy agradable y relajante. Y justo antes del retiro nos vamos de vacaciones a Asturias.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-4.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Septiembre: Comienza el reto Disfruta tu vista.  De vuelta a las clases de yoga, vuelta a la rutina y nuevos proyectos.Y por supuesto, taller en Alicante de vuelta a la temporada. Aquí podéis ver a unas alumnas realizando un masaje de ojos.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-5.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Octubre: Evento de yoga con AIMN y Silvia Belmonte. Aimn es una marca de ropa deportiva que vino a Alicante a realizar el evento “Boost Yourself” en el que participamos impartiendo las clases de yoga. Además, asistí a EcoAltea donde pusé mi stand con gafas reticulares para mejorar la visión.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-6.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Noviembre: Mi cumpleaños 😉 y finalmente Aaron vuelve a Alicante después de más de un año viviendo separados. Ha sido un mes de reajustes y de caos en casa, pero lo estábamos esperando con muchas ganas 😉   Además, imparto un nuevo taller en Alicante

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-71.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Diciembre: Fin de año y el curso online gratuito: más relajación, mejor visión. Y preparación del programa Vista Sana – Vida Sana para Enero 2019. Creo que ha sido el mes más estresante de todos, pero poco a poco y con cambios todo se puede mejorar. Menos mal que el yoga siempre ayuda.

[/et_pb_text][et_pb_image src=”https://visionnatural.org/wp-content/uploads/2019/01/blog-8.jpg” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=”3.19.9″]

Por supuesto, han pasado muchas cosas más, pero tenía que resumirlo. Y no se me olvida darte a ti  las gracias por estar este año conmigo compartiendo todos estos momentos, porque aunque no lo creas, tú formas parte de mi proyecto. Y tú ¿Cómo ha sido tu último año?

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

RELAJA TU MENTE Y TU VISIÓN CON ESTE EJERCICIO

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.15″ custom_padding=”5px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”6px|0px|8px|0px|false|false” _builder_version=”3.15″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.15″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

 

Hola, ¿qué tal estás?

Qué importante es tener una mente relajada, ¿verdad que sí? En general, cuando estamos en calma y paz todo nos sale mejor, y además, esto se ve reflejado en nuestra visión. ¿Lo puedes creer? Pero, es que no solo en nuestra visión, nuestro cuerpo y la mayor parte de los órganos también está relajado y funcionan mejor. Es una pasada. Lo cierto es que si estimulamos el nervio vago podemos relajarnos y ver mejor.

Quizás te preguntas ¿qué es el nervio vago?. Se trata de un nervio craneal que tiene varios brazos que se separan en dos ramas (izquierdo y derecho) y bajan hacia las vísceras del abdomen pasando por distintos órganos.

Lo que nos interesa de este nervio es que pone en comunicación el diafragma con el cerebro y transmite nerviosismo, ira o calma. Envía continuamente información sobre el estado de nuestros órganos al cerebro. Pero, aquí lo que nos interesa es saber cómo estimular el nervio vago para sentirnos más relajados.

 

Vamos a practicar una respiración abdominal para ello; pero antes me gustaría que pensases en algo que te produce nervio y ansiedad, me gustaría que lo analizases y observases como te hace sentir.

El siguiente ejercicio usa la respiración abdominal o diafragmática; cuando se realiza este tipo de respiración profundamente se lleva aire a la parte más baja de la caja torácica. La respiración se ha de hacer de forma lenta y profunda, con lo que se efectúa un adecuado uso del diafragma.

 Procedimiento 

 

v  Inspirar por la nariz tranquilamente contando mentalmente hasta 4,

v  Mantener el aire en los pulmones contando hasta 6,

v  Al expulsarlo de nuevo cuenta hasta 8, pero lo haremos como si estuviéramos echando vaho a unas gafas para limpiarlas, es decir, contrayendo ligeramente los labios, de forma que al exhalar, se estimule el nervio vago.

 

Tanto la inspiración como la espiración deben ser lentas y profundas. Se puede hacer el tiempo que se desee, el mínimo ideal serían unos 7 u 8 minutos. En lo posible hacerlo todos los días.  En una situación estresante, por ejemplo, antes de un examen o entrevista laboral los resultados pueden ser sorprendentes.

Esta sencilla práctica, realizada con regularidad, no solo nos instaura de forma natural la respiración abdominal sino que consigue estimular el nervio vago, permitiéndonos disfrutar y recoger los beneficios de la relajación mental y del proceso de meditación que hagamos a continuación.

¡Practícala! y cuéntame qué tal te sienta.

Y ahora trata de conectar con eso que te da ansiedad y al principio, ¿Y cómo es ahora?

[/et_pb_text][et_pb_video src=”https://www.youtube.com/watch?v=SmT88brnZRw” _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_video][et_pb_text _builder_version=”3.15″][/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.19.9″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

YOGA PARA ALIVIAR EL DOLOR CERVICAL

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.15″ custom_padding=”5px|0px|12px|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.15″ custom_padding=”6px|0px|8px|0px|false|false”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.15″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

El dolor en el cuello o cervical es algo muy común en la población. Suele ocurrir debido a malas posturas, uso excesivo de ordenador y pantallas, traumatismos o contracturas. Sea cuál sea la causa, lo cierto es que afecta a tu visión.

La movilidad de tus ojos se ve afectada por la movilidad de tu cuello

Y si indagamos más; descubrimos que esa falta de movilidad del cuello afectará a más partes del cuerpo. Sí, es que el cuerpo es así 😉  Pero, ¿Qué puedes hacer tú para mejorar estos dolores, o para aliviarlos? Lo cierto es que puedes hacer mucho porque mediante posturas de yoga puedes trabajar en estimular la circulación y el movimiento y en cambiar tu postura. Es importante que si el dolor es fuerte o estás en una crisis de tortícolis o dolor cervical esperes a bajar la inflamación o vayas a tu fisioterapeuta u osteópata.

Yoga para aliviar el dolor postural

El yoga es movimiento y respiración por tanto podrá ayudarnos a mejorar esas tensiones y contracturas que tenemos en el cuello. Hoy te presento una clase cortita para que puedes practicar en casa o en la oficina. Mi recomendación es que la hagas 3 veces por semana para notar resultados favorables.

[/et_pb_text][et_pb_video src=”https://youtu.be/L1vRGF77Zuo” _builder_version=”3.15″][/et_pb_video][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

Cuéntame qué tal  te va la clase en los comentarios y te deseo un feliz día.

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

¿CÓMO practicar el MÉTODO BATES en la naturaleza ?

[et_pb_section fb_built=”1″ admin_label=”section” _builder_version=”3.0.47″ custom_padding=”0|0px|11px|0px|false|false”][et_pb_row admin_label=”row” _builder_version=”3.0.48″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat” custom_padding=”9px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.0.47″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text admin_label=”Text” _builder_version=”3.0.74″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”]

¿Sabes qué tiene de bueno el Método Bates y la Visión Natural?

Que aunque no lo creas lo puedes practicar en todas partes. Es simple, siempre que usas tus ojos puedes practicar el usarlos correctamente.

A mi me encanta aprovechar la naturaleza para practicar allí porque lo que te da la naturaleza no se encuentra en otro sitio; Variedad de colores, variedad de luminosidad, sombras, formas, seres vivos, etc. Es un sin fin de estímulos para los ojos. ¡¡Y eso hay que aprovecharlo!!

Aquí te comparto una práctica en la naturaleza cuando viajé a Asturias,  en la que incluyo sunning, movimiento aparente, palming, delineación, y mirar a los detalles.

 

 

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Cómo hacer balanceos del Método Bates

[et_pb_section fb_built=”1″ admin_label=”section” _builder_version=”3.0.47″ custom_padding=”29.6484px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row admin_label=”row” _builder_version=”3.0.48″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.0.47″][et_pb_text admin_label=”Text” _builder_version=”3.0.74″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”]

Hola a tod@s,

El balanceo u oscilación corta es una de las actividades más clásicas del Método Bates. Nos ayuda a inducir relajación por medio del movimiento y es una práctica estupenda para incluir en tu rutina diaria. Como ya sabes, el movimiento es uno de los tres principios que queremos integrar en la visión.

Ejercicio:

Colócate de pie con las piernas separadas a la anchura de las caderas y las rodillas ligeramente flexionadas. Balancea tu cuerpo de lado a lado, de izquierda a derecha. Todo debe moverse junto, es decir, los ojos (abiertos), cabeza y cuerpo se mueven a la vez en la misma dirección. Es como barrer el paisaje. No te pares en el centro, ni trates de agarrar nada con tus ojos. Mantén el cuello relajado. Puedes percibir como el paisaje va al lado al contrario del que tu te diriges. Cuando te mueves a la derecha, el paisaje se va a la izquierda y al revés. Inspira cuando vas a un lado y expira al ir al centro. No olvides parpadear. Disfruta del movimiento y relájate

Echa un vistazo al vídeo de abajo donde lo explico detalladamente.

¡Hasta pronto!

Marina 

 

 

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Cinco ejercicios para introducir el movimiento en tu visión

[et_pb_section fb_built=”1″ admin_label=”section” _builder_version=”3.0.47″][et_pb_row admin_label=”row” _builder_version=”3.0.48″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.0.47″][et_pb_text admin_label=”Text” _builder_version=”3.0.74″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”]

La semana pasada os hablé sobre movimiento y mis experiencias con el mismo.  Aunque, lo cierto es que no entré mucho en detalle sobre la práctica del movimiento en nuestra vida cotidiana y en nuestra visión. De manera que, aprovechando el artículo anterior, me ha parecido una buena oportunidad hablar de este principio del método bates y de cómo integrarlo.

El movimiento forma parte de la vida y del planeta tierra. Y nosotros, que estamos en la tierra, estamos en constante movimiento. Al igual que nuestros ojos. Es curioso pensar que un ojo se está moviendo todo el rato. Aunque no podamos percibirlo, se mueve. De hecho, un ojo sin problemas visuales puede llegar a hacer hasta 3.600 movimientos sacádicos por minuto. Incluso, sin poder percibirlos mirando directamente a los ojos de una persona, esos movimientos están ahí.

Por otro lado, cuanto más relajados están tus ojos, más se mueven y más libertad de movimiento hay. Por consiguiente, tú puedes ver más claramente. De hecho, en personas con mala visión es común un menor número de movimientos sacádicos. Y esto se traslada al cuerpo. Cuando nos ocurre algo que nos sobrepasa emocionalmente, nos tensamos, y no hay movimientos fluidos, ya que se produce una contracción de todo el cuerpo.

Aquí, ya empezamos a ver la importancia del movimiento en nuestra visión. Pero no solo del movimiento. Los tres principios del Método Bates; relajación, movimiento y centralización funcionan a la vez y son importantes. No se da uno sin el otro.  Aunque hoy nos centraremos solo en uno de ellos.

También, es importante considerar el movimiento aparente. Se trata de la percepción de que los objetos y paisajes estáticos se mueven cuando en realidad son nuestros ojos o nosotr@s los que nos movemos. Es fácil de entender, si piensas en la ventana del tren; si miras a través de ella puedes percibir como el paisaje va hacia atrás. Pero sabes que en realidad el único que se mueve es el tren, y tú, que estás dentro. Se trata de una percepción.

Hay movimientos aparentes a nuestro al rededor todo el tiempo. Cada vez que mueves la cabeza o los ojos, hay un movimiento aparente. Tomar conciencia de ello y de tu visión periférica ayuda a relajar tus ojos y a integrar la visión natural de nuevo.

Antes que nada, quiero aclarar que el Método Bates se trata de una serie de técnicas y prácticas que realizamos para integrar buenos hábitos de visión. Aunque los llamemos ejercicios, no los vemos como un ejercicio de manera aislada y sacada de contexto. Estos recursos nos ayudan a integrar buenos hábitos visuales.

Indicaciones:

– Los ejercicios se realizan sin gafas.

– Realiza los ejercicios por un mínimo de 5 minutos

– Para ver resultados tienes que practicarlos de manera regular

– Siempre, integra la respiración durante el ejercicio

– Si notas tensión al hacer el ejercicio, para. No buscamos forzar el músculo. Busca la manera de que no sea tenso; descansa, respira, afloja y haz un palming

– Entre ejercicios haz palmings de 1 minuto.  Al acabar, haz un palming de mínimo 5 minutos

1. Movimientos oculares

Integra el movimiento en tus ojos, ¿Cómo? Moviéndolos (obvio) y calentando los músculos.

Con el uso de las gafas tradicionales, se evita el movimiento de los ojos, ya que la gafa trabaja por nosotr@s y evita el movimiento por su disposición en la cara y su forma de funcionar. También, la rigidez y tensión evitan el movimiento, así que la relajación en los músculos tiene que están presente.

Quítate las gafas y practica alguno de los diferentes ejercicios propuestos por un total de al menos 5 minutos. Escucha una música que te guste y que te relaje mientras practicas. Aunque lo normal es mover la cabeza al mirar, la mayoría de ejercicios de calentamiento y movimiento ocular se realiza sin mover la cabeza, a no ser que se exprese lo contrario.

  • Mueve tus ojos siguiendo un infinito u ocho tumbado: Coge un lápiz que sea colorido y llamativo, un muñequito tipo marioneta de dedos o tu propio dedo y haz un movimiento de infinito tumbado. El infinito no es muy grande, tiene que ser fácil y estar situado a la altura de tus ojos.  Sube por el centro y baja por los lados. Mueve tus ojos pero no tu cabeza, Sincroniza la respiración con el movimiento.
  • Mueve tus ojos siguiendo tu dedo / muñeco / lápiz cerca y lejos. Mismo concepto que el anterior ejercicio, pero cerca y lejos. El movimiento sale desde tu nariz y sigue en línea recta hasta que tu brazo no de más de si.  Sincroniza la respiración con el movimiento.
  • Mueve tus ojos siguiendo tu dedo/muñeco/lápiz libremente, primero sin mover la cabeza y después moviéndola.

En yoga, hay una serie de ejercicios terapéuticos llamada Pawanmuktasana. Personalmente, me encanta empezar la sesión de yoga con unos ejercicios de Pawanmuktasana, ya que es una manera muy suave de calentar el cuerpo y prepararlo para la práctica. Pues bien, dentro de esta serie encontramos los ejercicios de yoga ocular, que puedes combinar con los citados anteriormente.

Aquí te dejo una selección de los ejercicios de yoga ocular (hay muchos más, que puedes encontrar en internet y en la bibliografía al final del artículo);

Mirada arriba y abajo

Mantén la posición que muestra el dibujo. Cabeza en línea con el cuello, hombros relajados, espalda recta, cóccix hacia dentro y abdominales activos. Estira tus piernas. Si esta posición te resulta complicada, cruza las piernas en una postura fácil y asegúrate de que tu espalda está recta. Para ello puedes usar un bloque de yoga o cojín de meditación (o un cojín cualquiera que sea firme y duro).

Mantén los dos puños sobre las rodillas con los pulgares apuntando hacia arriba, tal como muestra el dibujo.

Inhala y sube el brazo izquierdo hacia arriba mientras sigues con tu mirada ( no con tu cabeza) a tu pulgar. Exhala, baja tu brazo y mira el pulgar de nuevo. Repite el movimiento 10 veces con tu brazo izquierdo, haz palming y repite el ejercicio diez veces con tu brazo derecho. Haz palming al acabar.

Mirada hacia los lados y centro

Mantén tu posición como en el ejercicio anterior. Coloca tu brazo izquierdo sobre tu pierna izquierda, con el pulgar apuntando hacia arriba. Coloca tu brazo derecho extendido hacia la derecha, paralelo al suelo y con el pulgar apuntando hacia arriba.

Desplaza tu mirada de pulgar izquierda a pulgar derecho sin mover la cabeza. Inhala cuando estés en el centro, exhala cuando muevas hacia los lados tu vista e inhala cuando vuelvas al centro. Repítelo 10 veces y acaba con palming.

Mirada rotativa

 

Otra vez, mantén la posición igual que en los ejercicios anteriores. Coloca tu brazo izquierdo sobre la pierna izquierda. Coloca tu brazo derecho extendido diagonalmente con el pulgar apuntando hacia arriba. Realiza 10  círculos en el sentido de las agujas del reloj, después en el sentido contrario. Inhala al subir, exhala al bajar. Realiza palming y cambia de brazo. Acaba con palming.

2. Practica el balanceo

 

 

 

 

El  balanceo te ayuda a percibir el movimiento aparente y el movimiento aparente te ayuda a relajarte.

Colócate de pie con las piernas separadas a la anchura de las caderas y las rodillas ligeramente flexionadas. Balancea tu cuerpo de lado a lado, de izquierda a derecha. Todo debe moverse junto, es decir, los ojos (abiertos), cabeza y cuerpo se mueven a la vez en la misma dirección. Es como barrer el paisaje. No te pares en el centro, ni trates de agarrar nada con tus ojos. Mantén el cuello relajado. Puedes percibir como el paisaje va al lado al contrario del que tu te diriges. Cuando te mueves a la derecha, el paisaje se va a la izquierda y al revés. Inspira cuando vas a un lado y expira al ir al centro. No olvides parpadear y respirar. Disfruta del movimiento y relájate

3. Haz oscilaciones largas

 

Las oscilaciones largas son profundamente relajantes para tu vista y tu cuerpo. Desarrollan un sentido de fluidez y sensibilidad  y te permiten sentir el movimiento. Se trata de un largo movimiento de tu cuerpo, cabeza y ojos.

El ejercicio consiste en moverse con un suave y largo balanceo de izquierda a derecha.

Colócate de pie con tus piernas separadas a la anchura de tus caderas o un poco más y con tus rodillas ligeramente flexionadas. Pon tu dedo índice en frente de tu cara (esto es opcional, pero puede ser bastante útil al principio para apreciar el movimiento aparente). Con tu mirada relajada, mira el recorrido de tu dedo o mira hacia adelante. Ahora mueve tu cuerpo hacia la derecha, gira el cuerpo y eleva tu talón izquierdo ligeramente del suelo. Entonces oscila hacia la izquierda y eleva ligeramente tu talón derecho del suelo. Haz este movimiento veinticinco veces a cada lado. Si tienes el brazo levantado, puedes cambiarlo o bajarlo para no tensar.

Este ejercicio es muy efectivo antes de ir a dormir.

4. Mira en el tren/coche/andando al paisaje irse hacia atrás

Esta práctica es súper fácil y amena. Cuando camines, vayas de pasajero en coche, autobús o tren, mira por la ventana. Tú no tienes que desplazar tu mirada. Se desplaza sola por el movimiento del vehículo o tuyo, al caminar.. Percibe ese gran movimiento aparente. A mayor velocidad, más facilidad para percibirlo.

5. Busca cosas y detalles en cuadros, dibujos, en el suelo, en la pared

Mueve tu cabeza y tus ojos buscando detalles. Busca curiosidades en cuadros y pinturas. Mira ilusiones ópticas. Cualquier cosa estimulante para tu visión y con la que muevas los ojos te va a ayudar.

Bibliografía

Asana Pranayama Mudra Bandha.  Swami Satyananda Saraswati.  Yoga Publications Trust, Munger, Bihar, India.

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.15″]

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Movimiento; reaprendiendo lo que un día olvidé

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.0.47″][et_pb_row _builder_version=”3.0.48″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.0.47″][et_pb_text _builder_version=”3.0.74″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”]

Hoy quiero compartir con vosotr@s un texto que escribí durante mi formación de educación visual y Método Bates. El texto trata sobre el movimiento y mi manera de percibirlo en aquel entonces.

El movimiento, es uno de los tres principios del Método Bates junto a la relajación y a la centralización. Bates, lo consideró como uno de los hábitos de visión necesarios para tener una vista nítida. Gracias a sus investigaciones, descubrió que la gente con buena visión utilizaba el movimiento cuando miraba y era capaz de percibirlo.

Personalmente, el movimiento fue un descubrimiento para mi. Mi vida, antes del Método Bates, era estática. No veía ninguno de los movimientos que pasaban a mi alrededor, ahora, veo todo moverse, y me encanta.

Reaprendiendo lo que un día olvidé;

Llegamos a la tierra puros, inocentes, llenos de vida e impulsivos. Aunque en ocasiones, en interacción con este mundo, en este plano físico en el que nos encontramos, aquí y ahora, perdemos nuestra espontaneidad y la naturaleza de nuestro ser. Quizás, porque nos enseñaron que otro modo de ser, de hacer, o de relacionarnos con nuestro entorno era el más adecuado. O quizás porque lo aprendimos, o no supimos otra manera de reaccionar a ciertos estímulos o situaciones que nos rodeaban.

“No te muevas”, “estate quieta”, y otras muchas frases célebres que hemos ido incorporando a nuestra vida cotidiana desde que éramos pequeñas y pequeños. Además de la posible idea de que al estarse quieta, con cierta tensión (sin respirar) y entrecejo fruncido, un mundo tan grande como el nuestro sería más seguro, donde quizás si no te movías las discusiones, y situaciones que no podías manejar también se paralizarían y por arte de magia desaparecerían. No era más que un comportamiento de autodefensa y estábamos probando la manera de paliar esos miedos e inseguridades.

El movimiento es la acción y efecto de mover. Se dice que todo se mueve, de hecho nos movemos en primer lugar por los efectos de rotación y traslación de la tierra, entre otros. Y si formamos parte de este planeta como un todo, obviamente nos movemos con él.  Sí,sí, la teoría la tenía muy clara, pero ¡Cuántas cosas había olvidado…! Ahora me doy cuenta de mi desconexión durante todos estos años entre la visión y algo tan físico, real y perceptible como es el movimiento; por ejemplo al caminar. Desconexión entre la visión y el sentir, entre la visión y mi ser.

Cuando oí hablar del movimiento aparente por primera vez me pregunté; ¿Qué? Pero ¿No es algo tan obvio que precisamente por eso lo he obviado? Un momento; pensé, ¿Es lo que creo qué es?… Sí, por supuesto. Cuando voy en el tren y miro por la ventana hay un paisaje que se va hacia detrás, sí, sí, ya lo tengo claro… Pero en mis primeras experiencias buscando el movimiento aparente tenía que encontrarlo con mucha intención puesta en ello, y pensaba, ahí está, ya lo he conseguido. Pero poco después desaparecía.

Pues bien, después de dos años con una relación casual y esporádica con el movimiento aparente, recientemente hemos empezado una relación mucho más profunda, nada banal ni sólo de fin de semana.  He percibido y percibo por primera vez  el movimiento de una manera natural y espontánea. Camino por la calle y todo se mueve, las nubes, los árboles, los edificios, y no solo los que tengo a mi derecha e izquierda, es todo. Hay cosas que se mueven en mi periferia, supongo que siempre se han movido, pero no tomaba conciencia de por ejemplo; esa cinta verde brillante que puse en mi coche en la fiesta de un amigo en 2010 y… vaya si se mueve cuando voy en el coche y doy rebotes con los baches.

Gracias a estas experiencias estoy sintiendo que estoy vinculada con el mundo. En esos momentos todo es mágico. Con el movimiento en mi vida siento que estoy viva, presente, aquí y ahora. Es casi indescriptible, no sé porque me recuerda al video clip de dibujos que vi de pequeña; “Yellow submarine” de los Beatles. El caso es que en esos instantes todo es perfecto y encaja, y me siento cada vez con más ilusión y ganas de ahondar en mi visión.

Entonces me acuerdo de esa Marinita que se quedó quieta tantas veces y de la que yo también me he olvidado en mi camino hacia la desnaturalización. La abrazo, le doy la mano y camino con ella hacia el mundo del movimiento diciéndole; tú tenías razón, estabas en un mundo grande, dinámico y lo hiciste como supiste, y aunque tú sabías que había otra manera y fuiste tú quien la encontraste, ahora juntas nos damos el espacio y el momento para experimentar. Y con esas ganas que nos brotan, nos vamos a la calle a buscar el movimiento de las cosas y a movernos, pues han sido muchos años de desconexión, hay mucho que ver y estamos impacientes por reaprender juntas lo que ya sabíamos.

“Siempre hay movimiento en el equilibrio”

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]