¿Has saltado alguna vez en una cama elástica? 

También es conocido como trampolin, o brincolin en zonas de sudamérica. Y no es solo para niñ@s.

Se trata de un ejercicio aeróbico llamado rebounder o rebotar que se basa en saltar sobre un mini trampolín. En ocasiones son simples botes y en otras son pasos y coreografías. Por tanto,  hablamos de un ejercicio cardiovascular de bajo impacto para tus articulaciones. Es un ejercicio que puede variar de intensidad adaptándose a las necesidades de las personas y tiene muchos beneficios. Por eso es tan especial, porque todo el mundo prácticamente puede utilizarlo.

 

¿Cuáles son los beneficios de rebounder o rebotar?

  • En primer lugar, es divertido, a quien no le gusta saltar en cama elástica.
  • Ayuda a limpiar el sistema linfático  (responsable de transportar las toxinas a través de tu cuerpo y eliminarlas). Un estudio demostró la buena eficacia del trampolín para limpiar el sistema linfático. Consulta estudio
  • Mejora la coordinación, equilibrio y postura
  • Mejora la percepción visual ya que estimula la periferia equilibrando visión central y periférica y dando una mayor relajación.
  • Mejorar tu capacidad de nutrición y de absorción de nutrientes al eliminar toxinas.
  • Fortalece el sistema inmunológico porque es el sistema linfático el encargado de transportar las células inmunológicas a través del cuerpo.
  • Ayuda a oxigenar más el cuerpo y mejorar la circulación sanguínea
  • Ayuda a tener una buena salud ósea, y es buena para personas con osteoporosis.
  • Ayuda a bajar de peso sin estresar al metabolismo
  • Reduce la celulitis

Comencé a practicar con el trampolín el verano pasado y desde el principio pude notar muy buenos beneficios.

El trampolín sirve para mejorar la visión entre otras cosas y en un primer momento quería explorar todo lo que podía dar a mis alumnos y mejorar mi trabajo como educadora visual. Pero también sabía que tenía muchos beneficios a nivel corporal y mental.

Mi experiencia es súper positiva, al principio compré una cama elástica de Decathlon , la más barata que había pero como la usaba cada día decidí invertir en una de mejor calidad, en concreto la Bellicon. He de decir, que se nota diferencia aunque sea un precio elevado, si la usas todos los días funciona genial.

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.