Hoy vamos a hablar sobre cómo romper la dependencia o adicción a las gafas y lentillas. Puede sonar un poco raro porque no eres un adicto, pero si eres dependiente a las gafas en mayor o menor medida. 

Realmente no hay ningún problema si lo eres, ya que es normal que las necesites para ver correctamente. Pero si estás tratando de mejorar tu visión por medios naturales y sigues usando las mismas gafas y prescripción por un largo periodo estás yendo en direcciones opuestas.

También quiero dejar claro que esto se hace muy poco a poco y la seguridad es lo primero para llevarlo a cabo. Ya hay optometristas y oftalmólogos que proporcionan gafas con mediciones inferiores para que el ojo no esté al 100% de la graduación. Y es importante hacerlo poco a poco para no estresarnos ni causar ningún problema o accidente. También ten en cuenta que hay que hacerlo bien,  y de manera relajada.

Con las gafas, lentillas y cirugías se puede ver claro porque cambian el reflejo de la luz, pero esta solución no va a eliminar la tensión mental y física que origina tu problema visual. Además, los ojos no necesitan moverse tanto como deberían,  por tanto se vuelven más débiles y los músculos se atrofian.

Al tratar de mejorar la visión sin gafas tenemos que experimentar sin ellas mientras integramos un sistema de recuperación visual. Esto es debido a que las gafas integran hábitos no saludables para tus ojos como tensión, fijación y difusión, y cuando practicamos visión natural tratamos de integrar los hábitos contrarios como relajación, movimiento y centralización. Cuando Bates trabajaba con sus pacientes les quitaba directamente las gafas, pero eso era hace 100 años cuando el estilo de vida era muy diferente. Entonces, hoy día tenemos que seguir otras pautas adaptándolas a nuestra vida y problema visual. Normalmente, trataremos de llevar unas gafas con una agudeza visual de un 80% o 20/40 y esto lo puedes hablar con tu optometrista, o encontrar un optometrista en tu ciudad que lo haga. 

¿Y cómo empezamos?

Lo primero que tienes que observar es si tú ya puedes vivir sin gafas o no. Hay personas, como fue mi caso, que no tienen dependencia a las gafas y lentillas. Personalmente, nunca me gustaron ni las use demasiado, por tanto, dejar de usarlas por completo no me supuso un gran cambio en mi vida diaria. Si estás en este grupo de personas, simplemente céntrate en no apretar o achinar los ojos cuando quieras ver y recuerda que la base es la relajación. Además, combínalo con el programa de reeducación visual. Y cuando sientas la necesidad de usar las gafas podrás usar las gafas reticulares.

También puedes comenzar haciendo actividades sin ellas, como comer, desayunar, pasear, etc. Cosas que sean fáciles, y que no nos produzcan estrés. Y puedes ir anotando que cosas haces con ellas y sin ellas para tener un control de cómo está tu situación y cómo va evolucionando. 

El primer paso es mentalizarte de que quieres romper la dependencia a las gafas y las quieres usar lo menos posible. Querer es poder, y si no quieres no podrás culminar este proceso con éxito. Para ello, has de romper con la idea de que las necesitas para todo o que no puedes ver nada sin ellas. ¡Hagamos la prueba ahora!, quítate las gafas, cierra los ojos por unos segundos y realiza una respiración profunda. Abre tus ojos con suaves parpadeos, ¿Qué ves? ¿Puedes ver colores? ¿Formas? ¿Texturas?

El paso siguiente es tal cual, romper la dependencia a las gafas, y además experimentarás con gafas de transición hasta que finalmente no necesites ningunas.

Esto puede ser un reto para muchas personas, por tanto, tómatelo con calma. No significa que debas de dejar de usar las gafas por completo de un día para el otro, siempre tendrás tus gafas para los momentos en los que las necesites hasta que ya no las necesites por completo. 

Ahora, trata de recordar cuánto tiempo has estado sin gafas. Y comienza a hacer pequeñas actividades sin ellas. Pero, trata de tomar conciencia sobre cómo te sientes al hacer esas actividades.

Las actividades pueden ser las que has puesto en la casilla de No necesito mis gafas para o pueden ser de este tipo: 

  • Vestirte
  • Lavarte los dientes
  • Desayunar
  • Caminar

Si quieres saber más sobre esto, te invito a que te apuntes al curso Rompe la dependencia a tus gafas y lentillas que tienes con descuento del 60% hasta el 4 de agosto.

Tienes toda la info aquí enlace: https://visionnatural.mykajabi.com/rompe-dependencia

y el código del cupón es LANZAMIENTO

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.