El SECRETO PARA MEJORAR LA VISIÓN

Mejor actitud, mayor salud visual

Mejor actitud, mayor salud visual
La actitud positiva favorece la mejora visual

En estos años en que vengo ayudando a muchas personas a mejorar su visión, he notado que no todos avanzan con la misma rapidez. Pero algo que tienen en común quienes van más rápido, y que es el secreto para mejorar la visión de manera acelerada, es su forma de mirar la vida.  Encontrando que una mejor actitud, agiliza el proceso y nos lleva a alcanzar una mayor salud visual.

Mejor actitud, mayor salud visual


En realidad el progreso en la mejora visual depende de muchos factores; hábitos visuales, el tiempo con el problema visual, la prescripción, el grado de  dependencia a las gafas, el tiempo que le dediques a la práctica, pero algo muy, muy importante y que marca la diferencia entre quienes avanzan rápido y a quienes le cuesta es la actitud  y es que es el tema que tratare en este artículo.

Para conocer más sobre el proceso de mejora visual entra al vídeo que esta al final de la publicación, pero si eres de los que prefiere leer continúa con el artículo

La actitud, el secreto para mejorar la visión rápidamente

La actitud se puede definir predisposición aprendida a responder de un modo consistente a una persona, hecho o idea. .Este comportamiento está definido por creencias y dotados de una carga emocional, que nos lleva a actuar en contra o a favor de una situación o cosa en particular. 

El secreto esta en la actitud

Encontrando que en el caso de la visión natural, el secreto para mejorar la visión radica en la  actitud que tenga la persona hacia el método, hacia su proceso de mejora y hacia su propia vida. Si es positiva generará un impulso o por el contrario, si es negativa se constituirá en un obstáculo para alcanzar una mejor visión.

Piénsalo un momento y recuerda alguna vez que has intentado conseguir un objetivo. ¿Cuándo obtuviste los mejores resultados?¿Cuándo estabas motivado o cuando no lo estabas?

Por lo tanto, tu actitud va a determinar tu mejora visual porque va a influir en la manera en la que vayas a practicar, la dedicación que pongas al ejercitar y en que te mantengas constante  o directamente decidas tirar la toalla.

Claves para una actitud positiva

La vida está llena de altibajos y a todos nos toca vivir situaciones desagradables. Sin embargo, ¿Por que ante un mismo hecho, las personas  presentan distinta actitud?

La diferencia de actitud está determinada por una serie de factores, que debes tomar en cuenta si deseas aprovechar el secreto para mejorar tu visión aceleradamente.

Estas son las 6 claves que influyen en tu actitud y que debes trabajar:

1. Optimismo.

Ser optimista genera emociones que favorecen
el proceso de mejora visual

El optimismo se puede definir como una forma de pensamiento positivo que incluye la creencia de que se es responsable de su propia felicidad y donde la persona centra su atención en el lado positivo de cada cosa.

Ser optimista te lleva a una actitud positiva y esta actitud te ayuda a mejorar la visión con mayor rapidez  y con mejores resultados.

Si tienes pensamientos positivos sobre tu visión y sobre lo que quieres conseguir, creas emociones agradables y positivas. Estas emociones provocan acciones que te acercan a la mejora, como lo son practicar tus ejercicios y cambiar los hábitos de visión. 

En cambio, una actitud negativa, provoca emociones negativas que básicamente te llevan al poco entusiasmo para practicar a diario, a practicar con poca dedicación o simplemente a la  no acción. Básicamente, no harás nada por mejorar la visión. 

Por ello, si quieres mejorar tu actitud para mejorar tu visión, trata de ver siempre el lado positivo de lo que estás haciendo, pon el foco en las mejoras y el cambio que vas a conseguir. Céntrate en tus posibilidades de cambiar las cosas.

2. Miedos

Considerando el miedo, como un sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que algo negativo va a suceder, provocando angustia ante un peligro real o imaginario. Y aun cuando  el peligro sea imaginario, el miedo y sus efectos por el contrario, siempre serán reales.

La presencia de los miedos y la forma en que los enfrentes, afectaran tu actitud.

Los miedos limitan la visión
Los miedos limitan la visión.

Ahora bien, cuando alguien quiere mejorar la visión pueden aparecer el miedo a muchas cosas: 

Miedo a  perder el control: Este miedo aparece al quitarse las gafas, porque sin ellas no ves correctamente y hay una sensación  incomodidad ante la  pérdida del control. Este miedo te mantiene en la dependencia a las gafas.

Con respecto a este miedo, se ha relacionado la presencia de ciertas emociones con diversos problemas  visuales

Miedo a que tu visión empeore: Este miedo está relacionado a la creencia de que si  dejas de usar las gafas tu visión se deteriora o  porque puedes pensar que la visión va a empeorar, o porque dudas de tu poder para mejorar la visión y ver de nuevo sin gafas, Obviamente, estos miedos pueden influir en tu dedicación al proceso de mejora visual. 

Miedo a salir de tu zona de confort: Evitas salir de lo conocido y que de cierta forma controlas. Tienes miedo de que nuevas decisiones y acciones, pensando que quizás estas te lleven a peor situación. Estos miedos te paralizan y evitan que actúes.

Es este aspecto, se dice que las personas con miopía tienen miedo al futuro, y las personas con hipermetropía tienen miedo a afrontar el presente. Y tiene sentido porque somos como vemos.  

Pero sin importar el miedo al que te enfrentes, si deseas mejorar tu visión, afronta este temor y  haz lo que tengas que hacer. Recuerda que solo habrá  recompensa si actúas.  

Si deseas hacer uso del secreto para mejorar la visión, es crucial vencer estos miedo y puedes ayudarte con terapia psicológica, técnicas de relajación, yoga, meditación, así como el uso de aceites esenciales, ya que actúan a nivel emocional, mejorando tu actitud y logrando con ello mejorar la salud de tus ojos.

La forma en que pensamos e imaginamos las situaciones o cosas, afectan nuestra actitud y por tanto nuestra visión. Así que piensa bien para mejorar tu visión. 

3. Los pensamientos

Tus pensamientos afectan tu actitud

Si piensas en un objeto y lo imaginas correctamente y nítido, quiere decir que la visión es perfecta. Cuando recuerdas el objeto borroso, la visión es imperfecta en ese momento.  Tienes que romper con la idea de que para ver algo bien o hacer algo bien necesitas esfuerzo.  En la visión, el esfuerzo es sinónimo de tensión y hace que tu visión empeore. 

Para trabajar esta clave; Enfócate en tus éxitos visuales ( ver cosas nítidamente) y desestima los fracasos (no ver las cosas perfectamente). Si haces esto, tendrás una actitud más positiva y mejorarás la visión más rápido.

En un articulo anterior te hablo de como mejorar tu visión a través de los pensamientos positivos.

4. Tensión mental

Se le denomina tensión mental a  las respuestas emocionales negativas a molestias cotidianas y que por su  “efecto acumulativo” pueden tener consecuencias físicas y emocionales. Por ello si presentas gran tensión mental, tu actitud estará desfavorecida y con ello tu visión

Pero para entender cómo afecta la tensión mental a nuestra visión, debemos ir conocer cómo trabaja el cerebro y como todo nuestro cuerpo se conecta.

La tensión mental desfavorece tu actitud
y tu visión

El cerebro de cierta forma funciona como  un músculo que se puede entrenar. Está conformado por las células nerviosas. Estas células se conectan unas con otras en diferentes partes del cuerpo, la columna vertebral, el ojo, el oído, y tienen su propia función. A través de ellas se logra el buen funcionamiento de cada órgano.

La retina del ojo contiene muchas de estas células, que regulan la visión, la memoria, la imaginación y esto lo hacen con un control más o menos preciso de otras células ganglionares del resto del cuerpo. 

Muchos nervios de la retina transportan control consciente e inconsciente de otras células ganglionares que están conectadas con otras partes del cuerpo. 

Cuando algunas de estas células están defectuosas o enfermas,se afectan las funciones de todo el cuerpo, incluyendo nuestra visión.

En todos los problemas visuales se ha demostrado que las células ganglionares y los nervios del cerebro están bajo estrés y tensión.  Cuando el estrés se corrige, las funciones de estas células y nervios vuelven a la normalidad. 

Por eso, es importante trabajar tu parte emocional y mental, así como reducir tu estrés si quieres mejorar tu visión. 

5. Creencias

Las creencias son aprendizajes que has hecho a lo largo de tu vida. Estos aprendizajes pueden ser adquiridos por experiencias que has tenido o por conocimientos que te han transmitido tu familia, profesores, los medios de comunicación, etc.

Lo que crees te acerca o aleja de tus objetivos

Pues bien, las creencias pueden ser limitantes o potenciadoras, porque te llevan a actuar de maneras diferentes y van a estar influyendo en que consigas o no tus objetivos objetivos. 

Si crees que puedes mejorar la visión, tu actitud y motivación serán las adecuadas y ejercitarse entendiendo que hay un sentido para todo lo que haces. Con esto lograrás tu mejora visual.

En cambio, si crees que no puedes conseguirlo, seguramente no lo lograras. 

Hay muchas técnicas para cambiar creencias. Aquí te dejo el enlace a un vídeo en el que entrevisto a Patri de Aprendízate y me habla sobre como cambiar creencias con la PNL. 

6. Soltar el control y aceptar la realidad

La ultima clave que te doy para que tu también aproveches el secreto para mejorar la visión, esta relacionado a la aceptación de quienes somos y lo que vivimos sin la pretensión de que podemos controlarlo todo.

Aceptar tu realidad y soltar el control
Acepta la realidad y disfruta el proceso

Cuando quieres tener todo el control sobre tu mejora visual y constantemente estás pensando en ello, y sobre todo pensando en los resultados, estás generando mucho gasto emocional. Estás preocupándote todo el tiempo sobre si vas a mejorar, si lo estás haciendo bien, si no lo estás haciendo lo suficiente, si vas a fracasar, si cuanto tiempo vas a tardar, si que vas a decirle a la gente… Toda esa preocupación, genera emociones negativas que te provocan tensión y te agotan lo que te lleva a la inacción. 

Para mejorar la visión tienes que relajarte, y si por practicar estás preocupándote más que antes, no estamos haciendo nada.

Además, es necesario  aceptar tu punto actual, es decir la borrosidad, y que aún no has llegado a la visión que deseas tener.  No aceptar la realidad te causa sufrimiento.  Aceptar no  es resignarse. Es actuar desde el reconocimiento de quienes somos, de nuestra situación pero responsabilizándonos de lo que podemos hacer para cambiar.

Y es que desde el sufrimiento no vas a mejorar la visión. En vez de eso, disfruta de la práctica sin expectativas y veras los resultados. 

Aspectos importante para mejorar la actitud

Para terminar te diré que si quieres mejorar tu actitud para mejorar tu visión, olvídate del tiempo vas a tardar en mejorar. Esa pregunta no tiene respuesta porque este proceso depende de ti, tu condición particular, tus dedicación y tu actitud. Además, el tiempo no es importante si al final consigues resultados. Pensar en el tiempo solo hace que te distraigas y no actúes. 

Adicionalmente, te diré, que una cosa súper importante y que tienen en común todos aquellos que comparten el secreto para mejorar la visión, y es que disfrutes los ejercicios y técnicas, eso te ayudará a olvidar las expectativas y a acelerar tu progreso visual.

Si deseas ver la explicación de este artículo sobre cómo mejorar la actitud para mejorar tu visión, entra al vídeo.

¡Te espero en el vídeo!

10 comentarios en “El secreto para mejorar la visión. Mejor actitud, mayor salud visual.”

  1. Buenísimo el artículo Marina
    Olvidar las expectativas y seguir a diario como si fuera un juego
    Voy a ponerlo en práctica,
    Personalmente creo que me preocupo demasiado,como buen miope que soy, siempre con el pre a cuestas,!
    Mil gracias!!
    Un abrazo

    Responder
  2. Hola Marina.si soy miope y me preocupo por todo lo que va a suceder.ahora la tengo a mi mamá.con 97 años.muy mal.no se en que momento se me va y lo vivo con mucha angustia.y además creo que tengo Covid.todavia no me hicieron el hisopado.imaginate.que yo me propuse dejar los lentes.hago todos los días los ejercicios.pero vengo con una carga emocional muy grande.justo lo que vos explicas….muchas gracias

    Responder
    • Hola Graciela. Algo que nos ayuda mucho, es entender que debemos soltar. Dejar de preocuparse y centrarse en ocuparse. Pensar en que todo se va. Pero mientras esta con nosotros, disfrutarlo al máximo y cuidar de la mejor forma. Pasas de la angustia, a la aceptación y a la acción productiva.
      Un abrazo y que mejoren.

      Responder
  3. Muchas gracias Marina , al final en la vida todo es cuestión de actitud pero necesitamos que nos lo recuerden. Genial artículo

    Responder

Deja un comentario