Cuando pienso en lo necesario para mejorar la visión y obtener resultados, siempre llego a la conclusión de que lo necesario es tener constancia y una actitud positiva. A veces, hay uno de los dos factores que más nos cuesta llevar a cabo. Por eso, voy a dedicar una serie de artículos para profundizar estos temas, que se basan más en aspectos prácticos de como afrontar tu día a día.

Como ya he dicho, una de las cosas necesarias para conseguir lo que nos propongamos en la vida es la constancia, ya que requerimos de ella para la formación de hábitos. Pero, es cierto que en ocasiones nos cuesta ser perseverantes en nuestros objetivos; primero porque estamos pendientes de los resultados y los queremos a muy corto plazo. El ser humano es así, impaciente y acostumbrado a tener lo que quiera (materialmente hablando) en un solo clic. Y segundo,  porque nos auto-imponemos fechas para ver resultados. Y en según que procesos, eso no funciona,  debido a que el resultado depende de muchos factores. Y entonces con esta situación,  ocurre que perdemos la motivación, ya que fluctúa. A veces está alta y a veces es baja.  Y en ocasiones pasa que no tenemos la fuerza de voluntad que tanto necesitamos para accionar el cambio.

8 pautas para ser constante en tu práctica de visión natural

1) Define lo que quieres conseguir y desglósalo en varios objetivos.

Mi consejo es que definas varias metas con objetivos (más fáciles de lograr) mejor que un solo objetivo (más difícil). Así, cada vez que cumplas una meta, te ayudará a motivarte para la siguiente como si fuera un premio. Por ejemplo, en vez de usar el objetivo: ver 20/20 o 100% sin gafas, yo iría paso a paso;

– Utilizar más las gafas reticulares

– Usar gafas reducidas

– Dejar de usar gafas normales

– Ver una línea más en el optotipo

– Recuperar mi visión nocturna

– Etc,

Estos objetivos o metas, obviamente variarán en función de tu caso personal.

2) Infórmate de lo que tienes que hacer para conseguir ese objetivo: En el caso de mejorar tu visión, lee, experimenta, ve a talleres, sesiones privadas, ve vídeos, ve a encuentros, se un experto de la visión natural y de tu propio caso

3) Crea una rutina: Una vez ya sepas que necesitas hacer, crea una rutina diaria con los ejercicios o prácticas necesarios y establece la duración y horarios en los que lo harás.

4) Lleva un registro y un diario: Registra como está tu visión antes de comenzar a trabajar con ella, mide la distancia, las letras que ves en cada línea y apúntalas. Escribe todo lo que haces respecto a tu visión a diario y lo que no haces también. Escribe también sensaciones, emociones. Y puedes escribir un diario de visión. Esto te ayudará a ser disciplinad@.

5) Busca gente que realice la misma actividad o pase por el mismo proceso: Haz un grupo por Facebook, Meetup o en anuncia en algún centro comunitario que quieres quedar con gente para practicar la visión natural. O haz quedadas con gente que ya esté interesada en ello, como compañer@s de talleres, amig@s, familia, etc.

6) Deja de hacer actividades que no propicien ese objetivo: Elimina o reduce actividades que eviten que realices tus rutinas, o que vayan a ralentizar mucho el objetivo logrado. Si ves mucho la televisión, intenta reducir al máximo esa actividad, al igual si usas mucho el ordenador. Y si es posible, prescinde de ello.

7) Sé consciente de los pequeños cambios y anótalos. Piensa en los beneficios que te da día a día el cuidar tu visión. Por poco que sea, si tu visión ha mejorado, eso es algo que has hecho tú. Ten conciencia sobre ello y que te anime para continuar mejorando tu visión.

8) Busca la manera de disfrutar de la práctica; ya sea por el horario, el lugar donde lo haces, cómo lo haces o el uso de otros elementos como la música. Hazlo en un ambiente adecuado, en el que te sientas cómod@ y regálate ese tiempo para ti.

Marina Montiel mejoró sus problemas visuales de manera natural hace años tras su rechazo al uso de gafas y lentillas. Hizo de su pasión su profesión y hoy ayuda a personas con problemas visuales a mejorar su visión naturalmente para que puedan prescindir del uso de gafas y lentillas. Es educadora Visual (Método Bates), instructora de yoga y psicopedagoga. Trabaja en España y otros países impartiendo talleres y retiros de mejora de la visión, imparte programas de recuperación visual a distancia y cursos online.