DESCUBRE SI LO ESTÁS HACIENDO BIEN

10 Reglas de Visión Natural

Cuando practicas visión natural es indispensable saber si realizas los ejercicios correctamente o no, para no caer en  frustración, saber que estás avanzando y mantenerte motivado.  Así que, sigue leyendo y descubre si lo estas haciendo bien para que aceleres tu proceso y recuperes tu salud visual. 

Señales que nos guían a la ruta correcta

Señales de que lo estas haciendo bien

Un indicador para saber si vas por buen camino podría ser que estás mejorando la visión.

Si has estado practicando y compruebas que cada día ves mejor, es una muy buena señal de que estás practicando correctamente. 

Sin embargo, no siempre es tan simple de notar.

Por eso, aquí vamos a tratar  otros aspectos a tener en cuenta y que te van a ayudar a asegurarte de que lo estás haciendo bien.

Si deseas puedes ir directamente al vídeo, pero si eres de los que prefieren la lectura continua con el artículo.

Descubre si lo estas haciendo bien con estas 10 reglas de visión natural

A continuación te presento 10 reglas de visión natural para la hora de practicar y si las sigues correctamente sabrás que lo estás haciendo bien. 

1. Seguridad ante todo

No es que practicar ejercicios oculares sea poco seguro, pero si que es más agradable y hay mejores resultados si tienes en cuenta ciertas cosas.

Lo ideal, es que cuentes con un profesional experto en visión natural, que te pueda corregir a la hora de ejercitar y que te ayude a adaptar la rutina a tus necesidades especificas.

Un educador visual te orienta para que lo hagas bien

Pero quizás,  estás haciendo esto por tu cuenta, no estoy allí para considerar tu caso particular, ni evaluar tu plan.

En estos casos, consulta  con tu médico oftalmólogo para asegurarte que puedes hacer ejercicios oculares, guíate por un buen libro y verifica que haces los ejercicios siguiendo las indicaciones.  

Si quieres saber mas acerca de lo que es un Educador visual entra a la publicación donde explico QUE ES Y QUE NO ES UN EDUCADOR VISUAL

2. Buena postura ante la vida y al practicar

problemas visuales asociados a posturas

Los problemas visuales generalmente están asociados con problemas en la postura corporal. Puede que tengas dolores cervicales, en la espalda, tensión en la mandíbula etc.  Por ello mantente atento/a a tu postura.

Asegúrate  que tienes la espalda recta y te sientas cómodo/a. Si te mareas  al realizar los ejercicios oculares, siéntate y hazlo de otra manera. Para profundizar sobre este tema, te recomiendo leer Mejora tu postura para mejorar tu vida y tu visión.

3. Practica en un ambiente seguro

Lo ideal para practicar, son los espacios abiertos sin cosas con las que puedas caer o perder tu equilibrio. Asegurate que sea un sitio donde estés realmente cómodo y no te de vergüenza hacer ciertos ejercicios. 😉

Busca el lugar apropiado para practicar

4. Detente ante cualquier incomodidad

Si al practicar sientes alguna incomodidad, dolor, mareo, para de inmediato. Eso es una señal de que no estás practicando correctamente. Lo que ocurre es que tu cerebro trabaja muchísimo, cuando ejercitas tu visión. Y quizás tu cerebro necesita tiempo para integrar estas nuevas prácticas.

Si te sientes mareado, ves doble, o estás incómodo, es mejor que te detengas y le des tiempo a tu cerebro para habituarse. Vuelve de nuevo cuando estés mejor.

Las nuevas rutinas suelen afectar tu mente y tus emociones, por eso es muy importante que lo tengas en cuenta y vayas a tu propio ritmo. En muchas ocasiones, nos beneficiara trabajar en forma conjunta los pensamientos positivos y las emociones.

5. Observa tu cuerpo y descubre si lo estas haciendo bien

Nuestro cuerpo nos da muchísima información a cada instante. Es nuestra responsabilidad estar atento a esas señales, interpretarlas y aprovecharlas.

observa las señales de tu cuerpo y descubre si lo estas haciendo bien

Si sientes dolor en el cuerpo al hacer los ejercicios, te está indicando que no es así la manera, la postura o el momento. Si sientes algo incómodo en tus ojos, también te están indicando que no vas bien. Probablemente no estas parpadeando, estas tensionando los ojos y tampoco estas respirando de manera fluida. 

6. Pide feedback a un compañero o educador visual

Es interesante que tengas una persona que te de un feedback sobre cómo lo estás haciendo. Yo lo hago con mis alumnos en las masterclass que tenemos y con mis alumnos de mentoría. Pero, si no eres alumno podrías pedirle a un amigo o familiar que te eche una mano con la postura de tu cuerpo, tu cabeza, asegurarse de que estás parpadeando y que estás respirando. Además, si se animan a practicar contigo puede ser mucho más motivante, fácil y enriquecedor para los dos. Si no tienes a nadie a mano, puedes grabarte, mirarte después y así comprobar si lo estás haciendo correctamente.  

7. La relajación Vs. esfuerzo

Como decía Bates, la visión nítida sólo existe con una mente relajada y con unos ojos relajados. Esto debería ser la primera regla, la más importante. 

la visión adecuada se acompaña de un estado relajado.

Pero desafortunadamente,cuando la gente empieza a practicar ejercicios oculares lo primero que hace es tensar y esforzarse, es decir todo lo contrario.  Tienes que aprender y entender que la clave para una mejor visión es el no esfuerzo. En visión,  trabajar duro no funciona. Lo que sí es útil, es trabajar con constancia.

Aprender a relajar mente, cuerpo y ojos es un aprendizaje que dura toda la vida y yo sigo aprendiendo cada día, así como entendiéndome mejor y viendo que me sirve a mí.  

Aprende a relajarte mientras haces los ejercicios, observa que tu cuerpo esté relajado, tu respiración activa, tu mente presente, tus parpadeos sean frecuentes y tus ojos estén sueltos y moviéndose. 

No te va a servir de nada ejercitar los músculos oculares si a cambio tu postura corporal se tensa y contienes la respiración. 

En busca de la relajación

Un truco para esto es hacer un escaneo corporal mientras haces los ejercicios.

Primero respira profundamente y observa tu cuello, si está relajado o tenso. Ahora pon atención a tus hombros, si están hacia arriba o relajados hacia abajo. Observa tu pecho, si está comprimido o está abierto. También percibe tu respiración, si llega al abdomen o se entrecorta arriba.

Si entrenas el escáner corporal vas a poder saber cuando estás relajado y cuando no. Además, vas a saber como activar la relajación que es la clave para una mejor visión.  

Cuando relaciones relajación con mejor visión, podrás integrarlo en cualquier momento y lugar de tu vida. Para saber más sobre cómo funciona tu visión y la relajación puedes asistir a mi masterclass gratuita sobre cómo mejorar la visión para que aprendas más sobre cómo practicar visión natural. 

8. Suelta las gafas.

Suelta las gafas para practicar y lo estarás haciendo bien.

Una pregunta común es ¿Qué hacer con las gafas durante los ejercicios y la rutina?.

Mi respuesta: Es mejor practicar sin ellas porque estamos buscando la relajación y movimiento de los ojos, y con las gafas esto se dificulta.

¿Veras borroso? Si, y está bien hacer los ejercicios aunque se vea borroso. Pero procura mantenerte relajado/a.

Si te resulta muy complicado y te agobias, puedes usarlas las dos primeras semanas de tu rutina y luego ir quitándolas de manera pulatina para practicar.

Pero, aquí cada caso es único y no podemos generalizar.  Lo que si se aplica a todos, es que es necesario trabajar de forma constante para romper con la dependencia a las gafas, porque en general vemos mas de lo que creemos.

9. Practica con constancia y frecuencia

Entrenar tu sistema visual es como entrenar el resto de tu cuerpo: el tiempo y la consistencia son súper importantes.

Haz una lista de chequeo y comprueba que lo estas haciendo bien

Si estás empezando te recomiendo practicar de 3 a 5 veces por semana mínimo, y tener sesiones de entre 15 y 45 minutos. Pero puedes espaciar las sesiones y los ejercicios como quieras.

Te recomiendo para ello tener una lista de chequeo, donde marques el cumplimiento de los ejercicios que te propongas para el día. Así no olvidaras nada y el marcar las tareas provoca una sensación de satisfacción que te motivara a ejercitar.

Lo primordial es que te conozcas, veas que es lo que mejor funciona para ti y así adaptar tu rutina a tus necesidades especificas. Además, lo más importante de todo es que lo hagas de manera consciente y presente aunque sea poco tiempo.

10. Comprueba tus resultados

Un error común, entre los que inician las prácticas de visión natural, es no llevar un registro de resultados.

Llevar un registro de resultado te demostrara que lo estas haciendo bien

Tienes que comprobar tus resultados para saber si lo estás haciendo bien y automotivarte.

Para ello, realiza una medición inicial en casa, con tu optotipo, y semanal o cada dos repite para ver cómo está cambiando tu visión. Anota y compara.

Si notas mejoría sabrás que vas bien y esto te motivara a continuar practicando. Si no avanzas, entonces es hora de modificar tu rutina.

Si deseas una mejor explicación de las 10 reglas de visión natural entra al vídeo y descubre si lo estas haciendo bien.

Cuéntame en los comentarios si aplicas alguna de estas reglas o cual esperas implementar.

¡Te espero en el vídeo!

2 comentarios en “DESCUBRE SI LO ESTÁS HACIENDO BIEN.10 Reglas de Visión Natural”

Deja un comentario