Las gafas reticulares son unas gafas que tienen una rejilla negra y agujeros pequeños en vez de lente. Esto hace que la imagen llegue perpendicular a la córnea, como en la visión normal.

Para personas con problemas visuales es alucinante poder ver con claridad gracias a estas “gafas” sin lente.

Pero, ¿Por qué usarlas? Aquí tienes 5 razones para amarlas.

1. Ayudan a ver mejor

Cuando usas las gafas reticulares puedes ver mejor, con una mayor nitidez, y más contraste sin importar tu problema visual. Esto es debido a que los rayos de luz entran de manera perpendicular a la córnea, evitando la entrada de rayos que producen la borrosidad.

2. Al usarlas, tus ojos no se sienten cansados

Cuando usamos las gafas normales, los ojos se sienten cansados. Esto es debido a la tensión que ellas mismas ponen a nuestra visión, ya que evitan el movimiento, promueven fijación, y difusión.

En cambio, cuando usas las gafas reticulares, no vas a sentir todo a esa tensión y tus ojos estarán relajados, brillantes y vivos.

3. Tus ojos hacen “gimnasia”

Al usarlas, estas haciendo gimnasia visual y practicando el método bates, pues tus ojos tienen que moverse y centralizar, y así se relajan. Estás integrando los tres principios del Método Bates; relajación, movimiento y centralización y promueves hábitos de visión saludables.

4. Ayudan a romper la dependencia a las gafas normales

Esto es clave para muchas personas a la hora de recuperar la visión y romper la dependencia del uso de la gafa normal (que se hace poco a poco, sin prisa). La gafa reticular nos ayuda e intentamos usarla siempre en vez de las gafas normales. Pero como siempre, nos lo hemos de tomar con calma. Y hemos de entender que la idea no es cambiar unas gafas por las otras. Son un recurso que nos ayuda en el proceso y no daña nuestros ojos.

5. Sirven como gafas de sol

Usar las gafas de sol de manera asidua incluso cuando no hay sol no es recomendable. El sol es vida y la pupila es el único agujero por el que pasa la luz directa a nuestro cuerpo, no le quitemos esa entrada, necesitamos la luz! Las gafas de sol solo son recomendables en situaciones extremas donde el sol refleja ( mar, nieve, desierto) o temperaturas extremadamente elevadas.  Si las echas de menos, en ciertas ocasiones puedes utilizar las gafas reticulares.

Algunas aclaraciones:

– Las gafas reticulares también sirven para niñ@s.

– No son adecuadas para conducir, realizar actividades que requieran velocidad, practicar deportes, o situaciones con escasa luz, ya que la visión periférica se limita.

¡¡Sorteo!!

¿Quieres unas gafas reticulares? Participa en el sorteo de estas gafas

Bases del sorteo:

Para participar en el sorteo, has de;

1) Compartir este artículo en Facebook (Copia el enlace en Fb)

2) Darle a me gusta a la página de Facebook. Pincha aquí 

3) Enviarme un correo que diga en el asunto gafas reticulares y tu nombre

El sorteo se celebrará el día 9 de abril de 2017 y solo se aceptan envíos a España península (no islas).  Se comunicará la/el ganadora o ganador por email y redes sociales, solicitando entonces la dirección para el envío.

¡Suerte!

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.