Hace unas semanas te contaba qué son las gafas reticulares y cómo elegirlas.

Y muchas personas me comentais que queréis una explicación de cómo usarlas, y esto es lo que vamos a ver en este post.

Las gafas reticulares se usan por dos razones:
Usar menos las gafas normales, ya que estás crean tensión y evitan el movimiento. Es decir, en vez de usar tus gafas pruebas con las gafas reticulares y haces diferentes actividades tales como la lectura, ver la televisión, pasear, coser, usar el móvil o el ordenador, etc.
Practicar gimnasia ocular e integrar hábitos de visión saludable como movimiento, cetralización y relajación en los ojos.

¿Cómo empezamos? Proceso de adaptación a las gafas 

Necesitas un proceso de adaptación en el que poco a poco vayas incrementando el tiempo de uso. Esto lo puedes hacer de manera experimental marcándote tus propios tiempos. Pero si andas un poco perdid@ puedes hacerlo aumentando 5 minutos cada día. Es decir, empezarías con 5 minutos e irías incrementándolo hasta llegar a 45 minutos de uso en un mismo día, ya que podemos considerar que en ese tiempo el ojo se ha acostumbrado.

Es importante mantener la calma y relajación durante nuestro uso. Respira profundamente, no aprietes los ojos, y parpadea. Si te cansas, quítalas.

Paso a paso: 

1).Has de estar en una sala con buena iluminación, a poder ser natural. Evita empezar de noche ya que los ojos están más cansados y hay mala iluminación. Al tener una rejilla negra nos va a tapar la periferia y filtrar la luz, por eso es tan importante una buena iluminación.

2).Comprueba tu visión de lejos y cerca sin ellas para notar la diferencia. Puedes buscar un optotipo o simplemente una referencia en tu casa o en la calle donde no veas bien las imágenes (lejos) y otra de cerca, por ejemplo lectura de un prospecto de un medicamento o ingredientes de un producto.

3).Quítate las gafas y lentillas. Si es la primera vez que te las pones te aconsejo que cierres los ojos y realices 3 respiraciones profundas. Poco a poco abre tus ojos y ponte las gafas reticulares y echa un vistazo alrededor. Si no te encuentras bien, quitalas y haz un palming de unos 10 minutos. Esto es porque tus ojos están poco acostumbrados al movimiento debido a las gafas normales y es molesto para ello. Y prueba otra vez. Si no estás cómodo, dejalas por y prueba al día siguiente. Si todo va bien estáte por unos 3 minutos.

4).Ahora comprueba de nuevo tu visión con ellas y mira esas referencias de lejos y cerca que has elegido en el paso 2. Observa la diferencia entre usarlas y no usarlas.

5).Por último, puedes experimentar con ellas tanto como quieras pero por ahora evita lectura, televisión,etc. Comienza con paseos y actividades suaves para tus ojos hasta que consigas ser capaz de aguantar 45 minutos con ellas. Entonces añadiremos lectura y otras actividades.

 

Si quieres saber más sobre las gafas reticulares déjame un comentario abajo y cuéntamelo.

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.