En primer lugar quiero que quede claro que no estoy aconsejándote a nivel médico. Simplemente, voy a indicarte las ventajas y desventajas de la operación láser en tus ojos así como algunas noticias relacionadas con el tema. Pero tú eres el/la únic@ responsable de tu visión y en tomar las decisiones de realizar esta operación o no.  En muchas ocasiones me pedís consejo sobre esto. Me preguntáis si yo lo haría… pues obvio que no dadas mis circunstancias.Yo no puedo decidir sobre vosotr@s. Pedid consejo a un médico y preguntadles por qué ellos no se han operado si es que llevan gafas.

Además, en este artículo no voy a extenderme mucho con detalles médicos puesto que no lo soy, por tanto no creo que sea adecuado.

Las operaciones de láser o lasik son operaciones que se realizan para corregir los errores refractivos en los ojos como miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Hay dos tipos de procedimientos:

 

  • La técnica lamelar o LASIK es la más difundida debido a que hay más porcentajes de éxito y a la rápida recuperación de los pacientes. El procedimiento consiste en seccionar, retirar y apartar una pequeña parte superficial de la córnea (flap corneal) a través de un bisturí mecánico; seguidamente y con el láser, “pulimos” el tejido medio de la córnea que luego volvemos a cubrir con el flap corneal que previamente habíamos retirado.
  • Las técnicas de superficie o PRK/LASEK son menos habituales, pero permiten intervenir a los pacientes en los casos en los que no pueden ser tratados con la técnica LASIK porque la córnea es muy fina o débil. Consiste en una tecnología usada en reemplazo del bisturí mecánico de metal llamado microqueratomo que se utiliza para cortar el flap corneal. En lugar de crear el flap con un bisturí, el intralasik usa láser de femtosegundo para realizar una incisión rápida e indolora.

Su principio se basa en quemar tejido corneal para dar una nueva forma a la córnea. Lo que se está haciendo a través del láser es adelgazar. En casos de miopía la córnea se hará más plana y en casos de hipermetropía más puntiaguda.

El grosor medio de una córnea es de de poco más de 0,5 milímetros. Dependiendo del número de dioptrías con la cirugía láser se podría estar eliminando hasta más de 1/4 parte del grosor total con todas las consecuencias que esto supone. No todo el mundo puede operarse dependiendo 

Ventajas:

  • Es más rápida que practicar visión natural
  • Dejarás de necesitar las gafas y lentillas (al menos durante un tiempo)
  • Tras la cirugía, el paciente tendrá mayor campo de visión que usando lentillas o gafas.
  • La operación se realiza en un solo día y no requiere hospitalización.
  • Al rato de haber sido operado el paciente puede ver con normalidad sin gafas ni lentillas.
  • La cirugía se realiza con anestesia local y no suele presentar grandes riesgos.

Desventajas:

Un estudio publicado por la FDA encontró que tras la cirugía LASIK hasta el 46% de los pacientes desarrollaban al menos un nuevo síntoma visual, el 35% de los pacientes refieren halos, 30% ojo seco, 28% informaron de destellos o starburts, el 16% de deslumbramiento o efecto glare y hasta el 6% de visión fantasma2.

  • Puede causar ojo seco crónico y se trata de un efecto adverso muy común.  Los nervios de la córnea que son responsables de la producción de las lágrimas se cortan cuando se realiza el flap(colgajo corneal) y se quema tejido. Los síntomas de ojo seco incluyen dolor, ardor, sensación de cuerpo extraño, picazón y pegue del párpado al globo ocular. La página web de la FDA (Agencia reguladora de Medicamentos y Dispositivos Médicos en EE.UU.) advierte de que el ojo seco inducido por la cirugía LASIK (o cualquier otra técnica) puede ser permanente. Estudios independientes apuntan síntomas de ojo seco en hasta en un 48% de los intervenidos. y hay personas que lo describen como «tener agujas clavadas en los ojos 24 horas al día».
  • El resultado no es definitivo. Tengo a much@s alumn@s que buscan mi ayuda ya que los años les vuelve el problema visual o tienen otros problemas visuales que desean mejorar. Por tanto, no es una solución 100% efectiva ya que la causa del problema visual sigue estando ahí. Sigue habiendo esa tensión mental que se traduce en tensión en los músculos oculares. El Instituto de Óptica de la Universidad de Valladolid estima que casi la mitad los pacientes vuelven a necesitar gafas a largo plazo. Por si fuera poco muchas personas se vuelven, tras la cirugía, intolerantes a las lentes de contacto usadas antes de la intervención debido al ojo seco o modificación de la curvatura corneal, además de los problemas visuales causados por las aberraciones.
  • Hay una pérdida en la calidad visual nocturna. Tras la cirugía refractiva se tiene mayores dificultades para ver con detalle en la oscuridad debido a una pérdida de sensibilidad al contraste y se experimenta un aumento de la distorsión visual por la noche, así como la aparición de diferentes aberraciones visuales. Además un estudio anterior señala que el 19,3% pasaron a tener problemas para la conducción nocturna aún pasados seis meses.
  • Complicaciones psicológicas y suicidios asociados a la operación: Aunque no es lo más común se han dado casos de personas que no podían soportar el dolor y las secuelas debidas a la operación. Esto ha afectado a su calidad de vida derivando en trastornos psicológicos. Así mismo hay casos de depresión, ansiedad, y suicidio en Europa y Estados Unidos. Aunque lo más común es el dolor crónico.
  • Hay consecuencias a largo plazo. La cirugía láser quema tejido corneal, debilitando su estructura de forma permanente, por lo que se vuelve más susceptible de deformarse con el paso de los años. Esto puede evolucionar en una ectasia, lo que en última instancia requiere trasplante de córnea. Según una revisión de 2015 la ectasia puede presentarse pasados los años en hasta un 2’8% de los pacientes.

Cualquier técnica láser afecta a la precisión de las mediciones de la presión intraocular, por tanto aumenta la exposición de los pacientes a un riesgo de pérdida de visión debido al glaucoma no diagnosticado, una de las causas de ceguera más comunes.

Varios estudios, de entre 2015 y 2016, señalan que la cirugía láser adelanta la operación de cataratas de media 10 años en comparación con población con ojos de características similares y 15 años con respecto a la población normal. Además el cálculo de la potencia de la lente intraocular para la intervención de cataratas es inexacta después de la cirugía láser. Esto puede provocar una disminución de la visión tras la cirugía de cataratas y exponer a los pacientes a un mayor riesgo de reintervenciones. Irónicamente, las gotas de esteroides rutinariamente prescritas después de la cirugía refractiva pueden acelerar la aparición de cataratas.

Conclusión

Encontramos expertos que han pedido la paralización de estas cirugías. En un programa de televisión francés intervino el Dr. Morris Waxler, quien fue jefe científico de dispositivos oftalmológicos de la FDA cuando se aprobó la cirugía ocular láser. Waxler señaló cómo la industria manipuló los estudios y cómo hubo presiones por parte del Congreso para su aprobación. Hoy día es uno de los máximos detractores, llegando incluso a pedir la inmediata paralización de las cirugías

 

Puedes saber más yendo a https://afectadoscirugiarefractiva.com

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.