trāṭaka (en Sánscrito n. त्राटक trāṭaka, tratak, trataka: “observar” o “contemplar”) es la práctica que consiste en mirar fijamente algún objeto externo. Esta observación fija es un método de meditación que consiste en concentrarse en un solo punto, tal como un objeto pequeño, punto negro o la llama de un vela. Se utiliza en yoga como una forma de desarrollar la concentración, fortalecer los ojos y estimular el chakra ājñā (tercer ojo).

Trataka es una técnica milenaria, usada en la india, en especial en los aprendices de hatha yoga, por sus beneficios para el equilibrio en el tercer ojos, y como técnica de meditación. 

Sin embargo, en algunas investigaciones se ha descubierto beneficios para lograr una buena visión y como prevención de enfermedades oculares.

Cómo empezar:

Esta técnica puede ser practicada en cualquier lugar, solamente necesitas un punto fijo al cual mirar, Puedes ayudarte con: 

Una la lámpara o vela

Un punto oscuro

Un lugar fijo. 

¿Quienes pueden practicarlo?

Muchas personas piensan que trataka, al tratarse de no parpadear, puede ser contraproducente, o que puede afectar de manera negativa tu visión. Sin embargo es importante que veamos el verdadero objetivo que hay detrás de todo esto. Y es que al realizar esta técnica nos privamos de el parpadeo por un momento, pero seguimos con nuestra atención plena en mantener nuestros ojos relajados, además con esto buscamos que al terminar de mirar el punto y finalmente cerrar los ojos, se produzca un lagrimeo. 

Por tanto, Trataka puede ser practicada por cualquier persona, a no ser que tengas glaucoma o una miopía elevada de más de 6 dioptrías o cataratas, ya que en estos problemas visuales no existe la base de relajación necesaria.

Si te deseas intentar esta técnica o quieres saber un poco más sobre los beneficios que puedes obtener al realizar, Te invito a ver el siguiente vídeo donde te cuento mucho más sobre esto. 

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.