Una de las mayores preguntas que me hacéis es si es posible mejorar la visión cuando hay una miopía alta, es decir, a partir de -5 dioptrías aproximadamente. Esto que voy a contar también se aplica a casos de hipermetropía.

Lo cierto es que en casos de graduaciones altas se puede mejorar la visión, pero se tarda más tiempo en conseguirlo que cuando hay un caso con poca graduación. En primer lugar, tienes que entender que la mejora es progresiva y no se va de 10 a 0 en cuestión de semanas o meses.

Si llevas 10 años con el problema visual que ha ido aumentando progresivamente, no puedes restaurarlo en cuestión de un par de meses, aunque durante el proceso estarás mejorando tu visión poco a poco. También, en el caso de una graduación alta suele ser complicado prescindir de las gafas, con lo cual la mejora es más lenta. Pero, no te has desesperar por ello. Necesitas tener paciencia.    

¿Que ocurre cuando tenemos miopía?

Vamos a repasar qué pasa en la miopía; se trata de dificultad para ver objetos lejanos. Aparentemente se ven unos ojos alargados, como balones de fútbol americano. Desde la perspectiva de la visión natural, el esfuerzo de tratar de alejar el foco de manera continua hace que haya un mal funcionamiento de los músculos oblicuos que se mantienen apretados, y hacen que el globo ocular se deforme y la imagen no enfoque en la retina. Todo ello tiene su origen en la tensión mental. 

Vamos a imaginar que el globo ocular es una pelota de gomaespuma y que llevamos apretándola arriba y abajo durante de 10 años. Hoy decidimos soltarla y empezar a hacer pequeños movimientos con ella, ¿crees que se recuperará de manera inmediata y estable? Exacto, la respuesta es no.  Necesitarás un tiempo para ello. 

Por ello mis consejos si tienes miopía alta son que te relajes y respires antes que nada. En segundo lugar que uses las gafas reticulares y en tercer lugar que intentes conseguir unas gafas con prescripción más reducida para no sobrecargar el ojo con tensión. Para ello, tendrás que consultarlo con un optometrista cualificado.

Si estás decidido a mejorar tu visión tienes que saber y tener claro que la paciencia es muy necesaria, así como la constancia. Así que si tu respuesta es si y quieres conseguirlo más rápido para no equivocarte por el camino puedes echar un vistazo a los servicios que ofrezco, ya sean cursos online o servicios de mentoría.

De hecho, abro la agenda de mentorías individuales a partir de enero, si te apetece unirte puedes rellenar el formulario con tu información. De ahí, pasaremos a una entrevista gratuita para hablar de tu caso y de cómo lo ves.

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.