¿Te has preguntado alguna vez por qué l@s optometristas y oftalmólog@s dicen que no hemos de mirar la pantalla del ordenador, móvil y táblet a oscuras?

Hoy día, son muchas las personas que tienen el hábito de utilizar las pantallas a oscuras y antes de dormir.

Primero, antes de analizarlo, me gustaría que conectaras con tus ojos en esos momentos en que miras la pantalla a oscuras. ¿Cómo los sientes? Si no te acuerdas, anótalo cuando lo hagas de nuevo.

Todo tiene una explicación, y esto es debido a que los ojos se preparan para estar a oscuras. Esto lo hacen los ojos a través de dos mecanismos:

  • Iris: Nuestro color de ojos es el iris, ese círculo con un agujero en medio es en realidad un diafragma que regula la luz que entra en la retina a través de la pupila. Si hay mucha luz el iris se cierra y la pupila se hace pequeña. Cuando hay poca luz el iris se abre y la pupila se hace más grande para dejar que la luz entre.
  • Retina: En la retina hay millones de receptores de luz y se adaptan a la luz para equilibrar su sensibilidad.  Cuando hay mucha luz los receptores disminuyen la sensibilidad. Cuando hay poca luz los receptores aumentan la sensibilidad. Y tras un tiempo a oscuras empiezan a verse cosas que antes no.

¿Cuál es el problema con estar a oscuras viendo el móvil y otras pantallas?

Al estar a oscuras, nuestros ojos se empiezan a adaptar a esa oscuridad.  Y si miramos a una pantalla con luz hay una confusión porque para nuestro cerebro estamos a oscuras porque la mayor parte del campo visual lo está. Y nuestros ojos siguen manteniendo esa adaptación a la oscuridad. La pupila está grande y la retina aumenta su sensibilidad. La parte central de la retina, la mácula recibe mucha más luminosidad de la que está preparada. Y todo esto provoca borrosidad, fatiga ocular, dolor de cabeza e insomnio. Además, hay estudios que relacionan directamente el uso de pantallas antes de dormir con el insomnio.

¿Cuál es la solución?

Primero, intentar no usar las pantallas de noche. Pero, si no puedes evitarlo puedes encender la luz, puedes escuchar audios en vez de ver vídeos y usar libros de papel en vez de electrónicos.

Echa un vistazo al vídeo explicativo donde te cuento todo de manera detallada.

 

¡OJO! Todos estos consejos y ejercicios no sustituyen la visita al optometrista u oftalmólog@. Consulta a tu médic@ antes de empezar a practicar la visión natural. Estos consejos son complementarios a los tratamientos tradicionales.