Diciembre es un mes que marca, así como lo hace enero. Yo personalmente zanjo muchos temas en diciembre, ya sea de tema laboral como personal. Me parece importante hacer un balance anual siempre. Y me encanta. Me pregunto; ¿qué logros he conseguido este año? ¿Cómo ha ido mi salud? ¿En qué he mejorado mi salud? Y lo que más me gusta es definir mis próximas metas, me hace mucho ilusión.

Y yo te pregunto; ¿Qué has logrado este año? ¿Has mejorado tu visión o tu salud en general? ¿Has hecho algo por tu salud o tu visión? ¿Cómo has estado emocionalmente?

Una vez respondas estas preguntas; te digo; ¿qué quieres lograr este 2019?

Te propongo que planifiques nuevas metas para el año que viene y establezcas como lograrlas. Vamos a ello; elige tres metas u objetivos que te gustaría conseguir para mejorar tu salud (ya sea visual o no), o retos que te gustaría alcanzar. 

Pero, tienes que tener en cuenta lo siguiente. Las metas u objetivos han de ser SMART:

1.Realistas y alcanzables; han de ser cosas “posibles”. Me explico; no elijas recuperarme la visión en un 100% si nunca has hecho nada con tu visión, tienes más de 6 dioptrías y tienes mucha dependencia a las gafas. Elige por ejemplo: Recuperar 1 dioptría, o Usar las gafas 3 horas menos al día. Esto hará que sea un objetivo más fácil de conseguir y tengas el éxito asegurado.

2. Específicos. Así dejas todo bien atado. Que no haya lugar a dudas, que sea un objetivo tangible, medible. Por ejemplo: mejorar mi visión no lo es, en cambio, ver una línea más en el optotipo (cartel de las opticas) sí lo es. O por ejemplo adelgazar 3 Kgs por medio del yoga dinámico y dieta.

3. Relevantes: Han de suponer un cambio en tu vida y tu salud para que te lo tomes en serio. Si para ti no significa nada especial alcanzar esa meta difícilmente trabajaras en alcanzarla.

4. Medible: Tienes que poder medir los resultados, si no lo haces nunca sabrás si ha habido un cambio, si has mejorado, si has empeorado. Y si no sabes los resultados no podrás encontrar tu motivación.

5. Con fechas claras: Define cuando vas a empezar a trabajar para alcanzar tu objetivo y cuando tienes que alcanzarlo. Por ejemplo: en tres meses habré reducido el uso de gafas a 6 horas diarias.

Una vez ya tengas tus objetivos que sean realistas, específicos, relevantes, medibles y con fechas toca definir como vas a conseguirlos.

Planifícate para alcanzar tus metas y objetivos:

Tenemos tres objetivos o metas. Pues bien, hemos de planificar como vamos a lograrlos. Piensa en tu meta y planea hacia atrás hasta llegar a la meta. ¿Qué necesitas para lograr tu meta?

Vamos a apuntar cada objetivo en una hoja. Y de ese objetivo vamos a entrar 5 mini objetivos. Por ejemplo: Quiero ver 3 líneas más en el optotipo: Los mini objetivos podrían ser; practicar 10 min al día ejercicios de visión natural, estar todos los días 15 minutos al aire libre, mirar al optotipo 5 veces al día, medir mi visión una vez por semana, leer un libro sobre visión natural, levantarme 20 minutos antes para hacer un palming. 

Te comparto una plantilla donde puedes hacerlo. Imprímela y rellénala y colócala en un lugar donde lo veas a diario. Yo tengo la mía en frente del escritorio. Así no lo olvidas.

¿Y qué pasa después?

Ahora te toca tomar acción para lograr tus metas. Si sientes que son demasiadas metas trata de trabajar solo por una  o dos. Y ante todo, relax. Mi recomendación es que uses aquello que necesites para organizarte. Yo uso Trello para planificar mi vida y hago listas de tareas con vencimiento, puedes usar cadena de metas de Tania Sanz, usa tu calendario de google para establecer fechas clave. Y recuerda que los nuevos hábitos se integran mejor junto con alguna rutina que ya tienes establecida. Pon lo que tienes que hacer para conseguir tu meta en la agenda y considera que es inamovible. 😉 

¿No sabes por dónde empezar? Busca ayuda de un/a profesional que te ayude a conseguir las metas propuestas. Si quieres comer más saludable busca un/a nutricionista, si quieres ser más productiv@ busca un/a experto en temas de productividad.

¿Y ahora qué?

Cuándo ves los resultados te motivas a seguir y hay más y mejores resultados. Por eso es tan importante que sean medibles y los midas.

¿Trucos?

Busca a alguien que quiera alcanzar los mismos logros que tú, comparte y únete a grupos en Facebook que busquen lo mismo que tú. También cuéntale a tus amigos y familiares cuales son tus metas, al hacerlo público tendrás un mayor compromiso. Trabajar con un/a profesional para que te ayude a alcanzar tus metas también hará que consigas más rápido los resultados y al pagar por ello puede que te lo tomes más en serio.

Únete al reto y comparte tus metas:

Únete al reto y comparte con el #metas2019 tus metas y objetivos. Puedes hacerlo en el grupo de Fb o Instagram con una foto o lo qué quieras.

Y recuerda, si una de tus metas tiene que tener con tu visión estás de suerte porque por unos días tienes una promoción especial del curso online donde te regalo una sesión privada conmigo para ayudarte a definir tu rutina y darte mis mejores recomendaciones.

Pincha aquí para ver el curso online (Edición Navidad). 

Marina Montiel mejoró sus problemas visuales de manera natural hace años tras su rechazo al uso de gafas y lentillas. Hizo de su pasión su profesión y hoy ayuda a personas con problemas visuales a mejorar su visión naturalmente para que puedan prescindir del uso de gafas y lentillas. Es educadora Visual (Método Bates), instructora de yoga y psicopedagoga. Trabaja en España y otros países impartiendo talleres y retiros de mejora de la visión, imparte programas de recuperación visual a distancia y cursos online.