Una de las técnicas recurrentes del  Método Bates es el palming o palmeo. Con ella buscamos la relajación de los ojos y mejorar la visión.

 Pero ¿Qué es el palming?

 

 El palming es una  poderosa técnica que viene del yoga y consiste en cubrirnos los ojos con nuestras manos,  con ello obtenemos múltiples beneficios como son relajación, lubricación y ejercitación muscular. 

 

 Pero a  pesar de ser un ejercicio  sencillo de realizar, es probable que si no tienes la orientación adecuada, cometas errores y en vez de relajación te produzca más  tensión y por tanto no obtendrás los resultados esperados. Es por eso que hoy vengo a hablarte de lo que no debes hacer al realizar palming.

 

 ¿Porque tu palming no es perfecto?

 

 Tu palming no tendrá la efectividad que queremos si cometes alguno de lo  errores que comúnmente observó en los que se inician en la visión natural y que son:

 

 1.-Postura inadecuada. Ya sea que lo hagas sentado, acostado o de pie, debes asegurar estar en una posición  que puedas mantener por varios minutos sin provocar tensión en ningún músculos. Para ello busca el apoyo adecuado para tus brazos y asegúrate de tener cuello y espalda rectos.

 

 2.- Mala posición de las manos. Debes asegurarte de tapar tus ojos adecuadamente y dejar libre tu nariz para una buena respiración. También asegúrate de que tus manos están relajadas

 

 3.-No lo haces el tiempo necesario. Recuerda que la finalidad es relajar, por tanto lo recomendado es que mínimo sea de 5-6 minutos, ideal 15 y para máxima relajación 30 minutos, si cuentas con el tiempo necesario.

 

 4.-Lo haces bajo tensión. Cuando realices el palming ve chequeando que  tu frente, ojos, mandíbula, boca se encuentren relajados y que estés respirando de forma fluida y profunda.

 

5.-No estas presente. Deja de pensar en otras cosas, disfruta este momento y mantén tu atención en la respiración. Así realmente relajaras cuerpo y mente.

 

 Ve al vídeo para ampliar esta información y ver las explicaciones sobre las posiciones adecuadas e incorrectas, así podrás prestar atención para no caer en ello y disfrutar de todos los beneficios  que puede aportar el palming a tu salud visual y a tu vida.