5 Ejercicios para relajar tus ojos después de usar las pantallas

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”54px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.21.4″ custom_padding=”0|0px|27px|0px|false|false”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.21.4″][et_pb_text _builder_version=”3.21.4″]

En esta época es innegable la gran necesidad que tenemos del uso de las pantallas, ya sea para trabajar, comunicarnos con familiares y amigos, estudiar o divertirnos.

 

Pero es en estos momentos,  cuando las restricciones sociales nos mantienen confinados en nuestro hogares, en que  su uso se hace mayor por ser el medio casi exclusivo para mantenernos informados y comunicados con el resto de las personas.

 

Las pantallas ¿amigas? o ¿enemigas?

 

Es por ello que hoy en día, las pantallas se han convertido en grandes aliadas para sobrellevar nuestro encierro y nuestra necesidad de información. Sin embargo, también es cierto, que debido a la excesiva exposición a ellas, empezamos a sentir los efectos adversos, manifestándose en tensiones, irritación, dolor, enrojecimiento y cansancio visual.

 

Rutina para relajación visual

 

Para combatir  estas molestias,  hoy te traigo una rutina que te ayudará a reducir la tensión ocular debido al uso excesivo de pantallas, y que consiste en 5 ejercicios que te enumero a continuación:

1. Respiraciones conscientes, que relajaran tu cuerpo y mente además de incrementar la oxigenación. 

2. Relajación del cuello, por movimientos rotatorios de la cabeza en ambos sentidos. Este ejercicio es necesario debido a que cuando trabajamos con ordenadores, nuestro cuello se tensiona por la posición que asumimos. A mayor tensión en el cuello, también tendremos mayor tensión ocular y menor irrigación sanguínea a nuestros ojos.

3. Balanceo óptico, moviendo la cabeza de lado a lado y manteniendo la mirada enfocada en un objeto fijo. Nos ayuda a activar periferia, ya que durante el trabajo con las pantallas, tendemos utilizar solo la visión central.

4. Masajes oculares a través de  una serie de movimientos y presiones en puntos claves de tus ojos, que te ayudarán a soltar la tensión y lograr la relajación visual que necesitas.

5. Culminar con un Palming de 5 minutos que te ayude a hidratar y  relajar tus ojos, cuerpo y mente.

 

Esta rutina es útil cuando trabajes mucho con pantallas o simplemente cuando notes cansancio o tensión ocular y lo puedes complementar humedeciendo tus párpados con agua fresca o usando compresas de agua helada.

 

En el vídeo, te explico paso a paso toda la rutina al igual que el tiempo recomendado para cada uno de los 5 ejercicios que te ayudarán a relajar tus ojos después de trabajar con las pantallas.

 

¡Te espero en el vídeo!

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.21.4″][/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario